Indice general

Buscador por palabras

Consulta

 

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN
Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos


 

AMPUTACIÓN

DOLOR PERSISTENTE

Miembro fantasma

Muñón doloroso

Intolerancia a la prótesis

 

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista



Dolor por amputación

La amputación traumática, accidental o quirúrgica puede asociarse con diversas complicaciones en el muñón: dolor, trastornos de la sensibilidad, cambios en la temperatura o en el color, intolerancia a la prótesis, sensación fantasma. El corte de tejido nervioso determina la aparición de neuromas que es la forma en que cicatrizan los nervios, son nódulos muy sensibles y dolorosos. Tras la amputación, el hueso también puede quedar irritado. Finalmente la cicatrización de los tejidos blandos puede ser causa de dolor y de otros síntomas. Las reoperaciones puede causar más daño e irritación y tornar de muy difícil resolución el cuadro de dolor.

Cuando el dolor comenzó antes de la amputación, y persiste o se agrava tras ese procedimiento, es necesario entender que la causa original, previa a la cirugía, aún está presente.

Problemas de salud persistentes
Campos interferentes

Las irritaciones internas y externas que recibe el sistema nervioso durante la vida -físicas, químicas, emocionales o biológicas- van produciendo cambios en la actividad, en la intercomunicación e interrelación de las células del propio sistema nervioso. Uno de los efectos de estos cambios es la generación, por lo común en el área donde ocurrió la irritación, de tejido funcionalmente diferente al resto de los tejidos naturales, que se denominan campos interferentes porque pueden, a su vez, constituir nuevas irritaciones del sistema nervioso. Los campos interferentes interfieren las funciones del sistema nervioso por su actividad cibernética diferente. Ese proceso de irritaciones y nuevas irritaciones puede dar lugar al establecimiento de problemas de salud persistentes en cualquier parte del organismo. Es decir que la enfermedad siempre es resultado de un proceso iniciado mucho tiempo antes. En la misma persona pueden coexistir varios campos interferentes. La medicina clásica no reconoce su existencia.
 
Los campos interferentes pueden haberse desarrollado en donde, en algún momento de la vida de la persona, hubo:

> un proceso inflamatorio o infeccioso: amígdalas (faringitis, anginas, difteria, mononucleosis, escarlatina); adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios, pleura; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; úlceras; etc.

> una cicatriz por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, víscera, tendón o hueso (fractura).

> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)

> problemas odontológicos: cicatriz de extracción; pieza desvitalizada por endodoncia (conducto); compromiso de la pulpa dentaria (nervio) por un arreglo profundo; granuloma; infección ósea residual; quiste; odontoma; proceso inflamatorio o infeccioso presente o pasado: periodontitis, bolsa gingival; pieza en posición anómala, retenida, semi-retenida, desplazada o inclinada; muela de juicio sana sin espacio propio o en contacto con el canal del nervio mandibular; pieza embrionaria; resto de raíz; pieza utilizada como pilar de puente; metal (implante, perno, amalgama, gancho, prótesis); ortodoncia en adultos  y trastorno oclusivo (mordida).

> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, tortura, etc.).

> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).

Tratamiento

La Medicina para la Autoorganización (Terapia Neural + Odontología Neurofocal + Modulación Neuromuscular) cuenta con los recursos para actuar y modificar la actividad de esos campos interferentes, lo cual, en la mayoría de los casos permite restablecer la funciones naturales del sistema nervioso y de ese modo la reparación y la curación. Muchas veces los cambios son rápidos.

Nuestra tarea como médicos es encontrar el origen de la irritación del sistema nervioso, tratarlo y resolverlo. El organismo, sin esas interferencias, podrá llevar a cabo su propio proceso de reparación y curación.

Cada situación es distinta, cada persona es singular y no es comparable a otra con problemas de salud similares o perecidos y por eso el tratamiento debe ser individualizado.
 

Lectura complementaria

Medicina para la autoorganización

Terapia neural

Modulación neuromuscular

Odontología neurofocal

Distrofia simpática

Sudeck

Síndrome  doloroso complejo regional

Cicatrices

Capítulo destinado a los profesionales de la salud

 


Indice General    Buscador por palabras    Consulta

Publicado desde el 9/8/2000.
 Actualizado en forma permanente.
Copyright © 2017 [Dr. Pablo R. Koval].
   Reservados todos los derechos.