Indice general

Buscador por palabras

Consulta

 

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN
Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos


 

DOLOR MUSCULAR PERSISTENTE

                   

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista



Algo muy importante que hay que saber respecto del dolor muscular persistente, es que casi siempre es secundario a una irritación (campo interferente) del sistema nervioso. Es decir que un esfuerzo o un mal movimiento actúan como desencadenante, no como causa. Por esta razón es que los tratamientos con relajantes, analgésicos o kinesiológicos son tan poco efectivos. Para poder resolver dolores musculares persistentes hay que tratar la causa irritativa inicial que puede estar en cualquier lugar del organismo, a veces cerca del dolor y otras veces alejada.


 

Casos clínicos
(única medicación lidocaína muy diluida)

Caso 1: Inmovilidad por dolor muscular postoperatorio

Caso 2: Severa restricción del movimiento por
dolor en la región lumbar y miembro inferior izquierdo
por compromiso muscular
de causa ginecológica

Caso 3: Dolor lumbar y pérdida de la fuerza en
el miembro inferior izquierdo
vinculados a presencia de un resto radicular

Caso 4: Dolor generalizado post cirugía de la
columna lumbar 

Caso 5: Nota escrita por una paciente
con dolor de espalda

 

Caso 1: Inmovilidad por dolor muscular postoperatorio

Consulta inicial: paciente de 69 años, sometida a una cirugía de bypass coronario a través de una incisión hecha en la parte anterior del tórax (toracotomía anterior). Fue dada de alta del sanatorio y enviada a su domicilio. A partir de entonces estuvo inmovilizada en la cama durante 45 días a causa de intenso dolor en el pecho pese a los analgésicos que recibía, estaba también deprimida y debilitada por la situación que estaba viviendo a pesar de que la respuesta cardíaca a la cirugía fue muy buena.

Examen y tratamiento: presentaba dolor profundo en los músculos pectorales y la herida no cerraba. El factor irritativo, en esta señora fue el procedimiento quirúrgico. El tratamiento de la herida con terapia neural, en primer lugar alivió el dolor porque los músculos pectorales se relajaron. Hubo que complementarlo con modulación neuromuscular. Se recuperó en forma inmediata, comenzó a caminar (estaba imposibilitada de hacerlo por sus propios medios). Suspendimos la medicación analgésica que estaba recibiendo. Fue necesario efectuar cuatro sesiones de tratamiento de la herida y de modulación neuromuscular, finalmente el dolor desapareció por completo y la herida inició su proceso de reparación hasta cerrarse, sin necesidad de antibióticos.

 

Caso 2: Severa restricción del movimiento por dolor en la región lumbar y miembro inferior izquierdo de causa ginecológica

Consulta inicial: mujer de 33 años que comenzó con dolor lumbar agudo, sin irradiación al miembro inferior, en su séptimo mes de embarazo. Hasta el nacimiento de su hijo el tratamiento se limitó a reposo que le daba cierto grado de alivio. Posteriormente como seguía con el dolor, estudios de resonancia magnética nuclear pusieron en evidencia una pequeña hernia del disco L5-SI y notable rectificación de la curvatura lumbar.  Recibió diferentes tratamientos, analgésicos, miorrelajantes, kinesioterapia, varios neurocirujanos consultados sugirieron cirugía.

Nos consultó 7 meses después del parto con severa dificultad para caminar y flexionar el tronco, así como trastorno del sueño por dificultad para encontrar posición en la cama y un estado de descompensación psicológica por la imposibilidad de atender adecuadamente a su hijo.

En esta persona la irritación del sistema nervioso que generó el dolor muscular fue el embarazo.

Examen y tratamiento: tenía puntos dolorosos en la musculatura paravertebral izquierda, en los músculos glúteo menor, mayor, gemelo interno, flexor común de los dedos del pie y sóleo del miembro inferior izquierdo.

En la primera sesión, para tratar la causa irritativa, se  efectuó una aplicación en el área del pubis que permite acceder al sistema nervioso regional. La respuesta fue inmediata con alivio del dolor y recuperación de la flexión. En las siguientes sesiones se trataron las diferentes estructuras musculares comprometidas con modulación neuromuscular y se repitió el tratamiento ginecológico en total en tres oportunidades. La mejoría se produjo en forma progresiva tras cada sesión y fue dada de alta sin dolor y con recuperación completa de la capacidad funcional y psicológica y sin tratamiento farmacológico. Tiempo de control 18 meses. 

 

Caso 3: Dolor lumbar y pérdida de la fuerza en el miembro inferior izquierdo vinculados a presencia de un resto radicular

Se trata de una mujer de 74 años que nos consultó porque no podía realizar sus actividades diarias y debía depender de terceros como consecuencia de un intenso dolor lumbar y pérdida de la fuerza en la extremidad izquierda. La paciente usaba prótesis dentales completas, no obstante le solicitamos una radiografía panorámica, en el examen físico no había nada llamativo. En la imagen observamos, en el lado izquierdo de la arcada dentaria superior, un resto radicular (marcado con un punto negro) y, entonces, le efectuamos una prueba local que dio como resultado alivio inmediato de la sintomatología dolorosa y recuperación de la fuerza. Se le sugirió su extracción, lo que fue seguido de alivio permanente. En conclusión, la irritación del sistema nervioso se originaba en esa raíz.

 

 

Caso 4: Dolor generalizado post cirugía de la columna lumbar 

Se trata de un hombre de 55 años que por padecer dolor lumbar y una hernia discal en el nivel L4-L5 fue intervenido quirúrgicamente, un año atrás. Nos consultó por persistencia del dolor con agravamiento postquirúrgico pues ya tenía dolor generalizado.  Como secuela de la cirugía presentaba además imposibilidad para flexionar el tobillo izquierdo y en consecuencia usaba una ortésis para poder caminar. Como datos adicionales había sido operado de amígdalas a los 4 años y de una mastoiditis-otitis izquierda a los 11, en su juventud fue un deportista y sufrió diversas lesiones traumáticas (fracturas), padecía dolores dorso-lumbares desde los 40 años y de colon irritable. Desde el punto de vista psicológico se encontraba estable pero preocupado por su futuro debido a su incapacidad para realizar las actividades de la vida diaria.  

Teniendo en cuenta el agravamiento postoperatorio, efectuamos la primera aplicación en la cicatriz quirúrgica lumbar, lo que se tradujo en un alivio inmediato pero parcial. A continuación y en la misma sesión hicimos una aplicación en la cicatriz en el área del oído izquierdo que le dio un alivio inmediato del dolor del 90% con recuperación de la movilidad. La mejoría se mantuvo por 48 horas, y luego presentó un cuadro gripal con molestias en la faringe (salto de campo). En la segunda sesión, 7 días después, repetimos las aplicaciones efectuadas en la primera y, nuevamente, obtuvo un alivio inmediato del 90%; complementamos con una aplicación en la región de las amígdalas. En la tercera sesión, 7 días después, se mantenía la mejoría en el lado derecho (mejoró además un ruido en la articulación del hombro derecho que no había señalado en la entrevista inicial) pero persistía dolor de escasa magnitud en el lado izquierdo del dorso. Se repitieron las aplicaciones efectuadas en la segunda consulta y se trató una cicatriz traumática en el lado izquierdo de la espalda que produjo alivio inmediato en ese lado. En la cuarta sesión, 7 días después, el paciente señaló mejoría importante de los dolores persistentes y de la movilidad y como novedades molestias en la zona de una fractura sufrida, en el pasado, en la clavícula izquierda (salto de campo) y diarrea por cuatro días (“colon irritable”). Tratamos solamente el área de la fractura pues, en este caso, consideramos a la diarrea como una reacción excretora positiva. Tratamos además, mediante modulación neuromuscular los músculos  tibial anterior y peróneo largo de la pierna izquierda intentando la recuperación del tobillo. En la quinta sesión, un mes después, el dolor había aliviado en un 95%. El paciente señaló la desaparición de todas las molestias abdominales y la recuperación de un ritmo evacuatorio normal. Mejoró notablemente la movilidad del tobillo izquierdo. Al levantarse por la mañana presentaba todavía cierto grado de rigidez lumbar que desaparecía con elongaciones. Tratamos con modulación neuromuscular la musculatura paravertebral lumbar profunda (multifidi) y el glúteo medio izquierdo. El paciente recuperó la movilidad dorso-lumbar en forma completa, mejoró aún más la movilidad de la extremidad izquierda y obtuvo un alivio del dolor del 100%. Estos cambios se mantuvieron durante el tiempo de control (2 años). Su estado de ánimo y sus ganas de vivir resultaban contagiosos.  

Conclusiones: en este paciente la generación de la hernia discal y la disfunción neuromuscular paravertebral (que condujo a la cirugía) estaban vinculadas a diversos campos interferentes. La irritación quirúrgica interactuó con el cuadro existente y se tradujo en dolor generalizado. El abordaje terapéutico fue multifactorial: fue necesario actuar sobre el estímulo desencadenante (cirugía lumbar),  sobre los campos interferentes (oído, amígdalas y viejas fracturas), así como sobre las consecuencias (músculos comprometidos). La mejoría del estado de ánimo señaló que el tratamiento produjo cambios profundos. Pudimos comprobar, una vez más, la unidad indisoluble del organismo y la imposibilidad de tratarlo como formado por piezas separadas de una máquina.

 

Caso 5. Nota escrita por una paciente con dolor de espalda.

Dr. Koval: Todavía es muy temprano para hacer una evaluación, pero no sé cómo expresar la sensación que tengo de haberme liberado por fin de una tortura, me refiero a la espalda. Todavía la zona está inflamada, me duele y sigo levantando el hombro y me sigue tirando, pero tengo una sensación de libertad que no puedo creer. No quiero entusiasmarme demasiado de todos modos. En los oídos me pasó algo no menos sorprendente, de golpe siento unos sonidos muy lindos como un coro de grillos y como si se abrieran los conductos que hasta pude visualizar como con luces. Como verá es todo muy raro y apenas puedo explicarlo. Bueno, lo llamo dentro de muy pronto ya que quiero que lo vea mi mamá, hace rato que tendría que haber ido pero está medio perturbada y cansada con problemas de la casa ya que otra vez tiene goteras en su cuarto. Hasta pronto. Un saludo. V.

Video: "Dificultad para caminar"

Lectura complementaria

Medicina para la autoorganización

Terapia neural

Modulación neuromuscular

Dolor muscular

Capítulo destinado a los profesionales de la salud


Indice General    Buscador por palabras    Consulta

Publicado desde el 9/8/2000.
 Actualizado en forma permanente.
Copyright © 2012 [Dr. Pablo R. Koval].
   Reservados todos los derechos.