Indice general

Buscador por palabras

      Casos clínicos

Consulta

 

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN
Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos


 

 

DISTROFIA SIMPÁTICA REFLEJA

 

SINÓNIMOS

Sudeck: Síndrome, Enfermedad o Atrofia

Síndrome Doloroso Complejo Regional

Síndrome Hombro-Mano

Algoneurodistrofia

Dolor Post-Infarto

Artritis traumática

Causalgia menor - Causalgia mayor

Neuralgia post-traumática extensiva

Osteoporosis post-traumática

Síndrome doloroso post-traumático

Edema post-traumático

Angioespasmo post-traumático

Enfermedad arterial vasoespástica

Dolor o Edema Post-Trombosis o post flebítico

Síndrome post congelamiento

Osteoporosis dolorosa postraumática

Atrofia ósea aguda

Distrofia nerviosa refleja

Simpatalgia

Distrofia refleja

 

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista
 


Tras una lesión insignificante pueden producirse severos cuadros dolorosos y/o cambios en la coloración, temperatura y humedad de la piel. También el problema puede aparecer tras un tiempo de inmovilización de la extremidad en un yeso.

Un tiempo después -días o semanas- de una lesión o cirugía menor aparece dolor intenso, cambios en la coloración de la piel de la extremidad afectada, de la temperatura, dificultad y pérdida de fuerza. Situación que se agrava día a día y puede tornarse insoportable afectando el sueño, el estado de ánimo, la calidad de vida.

Conforme pasa el tiempo, pueden verse cambios secundarios; hinchazón, edema, osteoporosis localizada. Cambios en el flujo sanguíneo cutáneo, a menudo inicialmente un aumento y enrojecimiento de la piel, que luego da paso a una disminución del flujo sanguíneo con palidez y frialdad de la extremidad afectada. Puede haber sudoración excesiva o sequedad.

El hecho de que estímulos menores desencadenen síntomas tan importantes significa que el sistema de la persona afectada ya estaba sobrecargado y el nuevo estímulo termina por mostrar lo mal que estaba su salud. Habitualmente cuando ocurren estos cuadros el motivo es la presencia de campos interferentes en algún lugar del organismo que ya mantienen irritado y sobrecargado al sistema nervioso. La historia de vida permite determinar cuáles son los factores pre-existentes (campos interferentes) que facilitaron la aparición de estas manifestaciones tan severas.

Problemas de salud persistentes
Campos interferentes

Las irritaciones internas y externas que recibe el sistema nervioso durante la vida -físicas, químicas, emocionales o biológicas- van produciendo cambios en la actividad, en la intercomunicación e interrelación de las células del propio sistema nervioso. Uno de los efectos de estos cambios es la generación, por lo común en el área donde ocurrió la irritación, de tejido funcionalmente diferente al resto de los tejidos naturales, que se denominan campos interferentes porque pueden, a su vez, constituir nuevas irritaciones del sistema nervioso. Los campos interferentes interfieren las funciones del sistema nervioso por su actividad cibernética diferente. Ese proceso de irritaciones y nuevas irritaciones puede dar lugar al establecimiento de problemas de salud persistentes en cualquier parte del organismo. Es decir que la enfermedad siempre es resultado de un proceso iniciado mucho tiempo antes. En la misma persona pueden coexistir varios campos interferentes. La medicina clásica no reconoce su existencia.
 
Los campos interferentes pueden haberse desarrollado en donde, en algún momento de la vida de la persona, hubo:

> un proceso inflamatorio o infeccioso: amígdalas (faringitis, anginas, difteria, mononucleosis, escarlatina); adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios, pleura; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; úlceras; etc.

> una cicatriz por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, víscera, tendón o hueso (fractura).

> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)

> problemas odontológicos: cicatriz de extracción; pieza desvitalizada por endodoncia (conducto); compromiso de la pulpa dentaria (nervio) por un arreglo profundo; granuloma; infección ósea residual; quiste; odontoma; proceso inflamatorio o infeccioso presente o pasado: periodontitis, bolsa gingival; pieza en posición anómala, retenida, semi-retenida, desplazada o inclinada; muela de juicio sana sin espacio propio o en contacto con el canal del nervio mandibular; pieza embrionaria; resto de raíz; pieza utilizada como pilar de puente; metal (implante, perno, amalgama, gancho, prótesis); ortodoncia en adultos  y trastorno oclusivo (mordida).

> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, tortura, etc.).

> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).

Tratamiento

La Medicina para la Autoorganización (Terapia Neural + Odontología Neurofocal + Modulación Neuromuscular) cuenta con los recursos para actuar y modificar la actividad de esos campos interferentes, lo cual, en la mayoría de los casos permite restablecer la funciones naturales del sistema nervioso y de ese modo la reparación y la curación. Muchas veces los cambios son rápidos.

Nuestra tarea como médicos es encontrar el origen de la irritación del sistema nervioso, tratarlo y resolverlo. El organismo, sin esas interferencias, podrá llevar a cabo su propio proceso de reparación y curación.

Cada situación es distinta, cada persona es singular y no es comparable a otra con problemas de salud similares o perecidos y por eso el tratamiento debe ser individualizado.
 

Lectura complementaria

Medicina para la autoorganización

Pérdida de vitalidad

Cicatrices y sistema nervioso vegetativo

Incontinencia urinaria

Incontinencia fecal

Hombro congelado

Capítulo destinado a los profesionales de la salud

Casos clínicos


Indice general    Buscador por palabras    Consulta

Copyright © 2017 [Dr. Pablo R. Koval].  
Reservados todos los derechos.