AUTOORGANIZACIÓN

en BIOLOGIA

 

Página de inicio

 

 

Concepto  de ciencia    Reduccionismo    Sistemas complejos no lineales

Física cuántica   Concepto de partículas    Concepto de objetividad

Aspectos físico-cuánticos en relación a la biología    Teoría del caos    No-linealidad    Fractales    Termodinámica de sistemas cerrados y abiertos

Sitios de bifurcación    Sistemas complejos - Principio de autoorganización

Sistemas fractales de autoorganización    Gobernabilidad de sistemas complejos

¿De que modo actúa la Terapia Neural según Huneke?

 

 

Dr Lorenz Fischer, Suiza. 

Versión adaptada. 

Versión completa  en  la página web terapianeural.com

Recomendamos  complementar y ampliar 

los conceptos vertidos en este texto con la lectura 

del capítulo sobre Propedéutica del libro del  

Dr Lorenz Fischer: "Terapia Neural según Huneke".

 

Palabras clave: Física cuántica, no-linealidad, termodinámica de sistemas energéticos abiertos, autoorganización cibernética, concepto de ciencia, Terapia Neural según Huneke.

 

Acerca del concepto ciencia

La física clásica, con las leyes de Newton y las coordenadas de Descartes, sedujo a los científicos a pensar que todos los procesos en el mundo animado y no animado podían ser desarmados en conceptos ya sea matemáticos o mecánicos  conduciendo a lo que se denomina reduccionismo. En la ciencia natural vigente lo que no tiene que ver con el cuestionamiento específico del momento no se toma en cuenta y se elimina. En problemas complejos se usan ecuaciones lineales que se unen una tras otra. Ecuaciones lineales permiten la extrapolación a otros sistemas. El concepto determinista permite generalizar y predecir. Estos son los principios de la ciencia natural vigente. Con esta metodología se lograron avances fantásticos en la técnica y en la medicina de las enfermedades agudas.

Pero esta ciencia natural clásica actual no describe a la naturaleza. Sus leyes son sólo aplicables a la tecnología o a sistemas muertos, de ningún modo son aplicables a los sistemas vivos. La ciencia natural no ha podido describir las formas de las nubes, los árboles, la red o rama de los vasos sanguíneos o del árbol bronquial. Procesos dinámicos en la naturaleza como cambios climáticos, la caída de una hoja del árbol no son descriptibles por esta ciencia natural.

La naturaleza y el ser humano como parte de ella son sistemas complejos no-lineales que no toleran injerencias definitivas y lineales sin producir efectos secundarios (monocultivos agrícolas, medicación supresora de síntomas).

La ciencia natural clásica se basa en relaciones causa-efecto lineales, cuando en la naturaleza los procesos son complejos y no lineales; en estandarización y reproducibilidad, cuando en realidad los eventos son singulares e individuales; en el análisis de subsistemas sin visualizar la totalidad y en una concepción determinista contrapuesta al indeterminismo.

Así también la ciencia clásica ha dejado de lado la influencia que presenta en sistemas vivos la información. Los aparatos físicos no pueden medir este factor, dichas mediciones solo pueden hacerse en forma indirecta a través de los sistemas biológicos.

 

Física cuántica: La física cuántica contempla el movimiento y la transformación de energía y materia a nivel atómico y subatómico. Básicamente versa sobre la interacción de la luz -ondas electromagnéticas (emg) y fotones- con la materia.

 

El concepto de partículas: Las partículas subatómicas no son sustancias materiales, no son una entidad en sí. No pueden ser captadas independientemente de la interacción que tienen con el aparato de medición (3). En otras palabras, las supuestas partículas subatómicas se aprecian como resultado de su interacción con las características del detector de partículas. Por esta razón el concepto materia se ha relativizado fuertemente. Qué conclusiones podemos tomar: 1. No se pueden aislar partículas del mundo subatómico sin caer en error,  ya que dicho mundo constituye un todo, complejo y entrelazado. 2. En el mundo cuántico subatómico no pueden hacerse mediciones objetivas.

 

Concepto de objetividad. Con experimentos simples puede verse si realmente existe este mundo objetivo. Hemos aprendido que un espectro emg específico nos da un color. Este espectro es captado por la retina, cuya proyección en un área específica del cerebro nos permite diferenciar (conciencia) entre rojo, azul o amarillo. La retina puede recibir información diferente y percibir un mismo color. Por ejemplo, una retina que ve un suéter rojo en una oficina con luz neón (espectro electromagnético de onda corta), luego en un pasillo muy poco iluminado, y finalmente en el exterior al anochecer (espectro electromagnético de ondas largas) recibirá en cada situación un espectro de luz total (mezcla de frecuencias) diferente; a pesar de esto en los tres casos verá el mismo suéter rojo. No solamente el espectro de luz emitido por un color es importante sino también nuestra experiencia y la estructura de nuestro sistema nervioso. Maturana dice en este contexto que es posible establecer correspondencia entre un color y estados de actividad neuronal, pero no con longitudes de onda. Los patrones de actividad neuronal desencadenados por diferentes estímulos son determinados por la estructura individual de cada persona. Esto es física cuántica integral aplicada a la biología.

Muy parecidos son los problemas en la física experimental de partículas (dependencia de la estructura del detector de partículas). ¿Dónde queda la objetividad?

Tenemos que concluir con el término objetividad. No existe un mundo afuera del cual seamos observadores. Estamos integrados en este mundo y entretejidos al mismo, nosotros estamos entretejidos con lo que queremos medir. Además, lo anteriormente mencionado nos muestra que solo existe una totalidad en este mundo y que el tomar partes del todo para la experimentación es imposible sin cometer errores. Esto no quiere decir que vayamos a cruzar los brazos y a dejar la investigación. Pero sí tenemos que preguntarnos o analizar críticamente el trasfondo de verdades absolutas o su medibilidad.

La física cuántica termina también con el concepto de localidad (o campo en la física clásica). En un campo de la física clásica dos masas reciben influencia recíproca: las fuerzas disminuyen si aumenta la distancia y la velocidad está limitada a la velocidad de la luz. En contraposición el concepto de la no-localidad dice que existe correlación entre partículas independientemente de la distancia entre ellas.

Así Alain Aspect 1981 mostró experimentalmente que fotones se comunican sin pérdida de tiempo, o sea más rápido que la velocidad de la luz. Este experimento apoya la teoría de David Bohm que postula un potencial cuántico mas allá de las dimensiones físicas medibles del tiempo y del espacio. Estos trabajos apoyan el principio holográfico (cada parte conlleva la información del todo e independientemente de la distancia. Cada parte "sabe" lo que hace la otra).

Este concepto conduce al fin del reduccionismo: en sistemas cuánticos no existe la posibilidad de separar sistemas sin incurrir en errores.

 

Aspectos físico-cuánticos en relación a la biología. Según Popp en el interior de cada célula existen campos de ondas electromagnéticas (biofotones) con capacidad de información. Cada ser humano tiene un patrón de frecuencia individual. Todos los campos de cada célula se acoplan (13), a su vez existe acoplamiento con el campo del tejido básico generándose asi el llamado campo de biofotones que cubre y traspasa a todo el organismo coordinando en cooperación con diferentes estructuras materiales los más variados procesos. Probablemente los procesos bioquímicos también son dirigidos de este modo. Asi la información puede llegar a cualquier sitio en el organismo a velocidad de la luz, partiendo del principio holográfico de la no localidad.

 

Influencias emg exógenas (p. ej. vivir cerca de una emisora celular o de cables de alta tensión), pueden en ciertas circunstancias (individuales) influenciar al campo de biofotones (emg) del organismo. Lo mismo es válido para influencias endógenas. Así puede explicarse como un foco interferente puede influir a través de impulsos mínimos al campo emg del organismo. Terapias adecuadas como terapia neural, acupuntura, láser de baja irradiación, homeopatía, etc., pueden influir en el campo de biofotones del organismo. Experimentos interesantes muestran que no es la materia del microorganismo sino su información físico cuántica la responsable de una enfermedad. Esta es la razón por la cual la inyección de procaína en el sitio de la mordedura de una víbora ponzoñosa o la aplicación de corriente eléctrica del motor de la lancha por parte de trabajadores en el amazonas eliminan el peligro sin eliminar la toxina al borrar la información patológica (cambios en el espectro emg de vibración de la toxina).

Smith y Monme demostraron que vibraciones emg específicas pueden desarrollar alergias iguales a aquellas que se desarrollan con alérgenos materiales.

 

Teoría del caos. No-linealidad. Describe mejor a la naturaleza viva que la ciencia natural lineal. La no-linealidad es una característica esencial de la teoría matemática del caos. De acuerdo con principios esenciales de la física clásica de Newton siguiendo una ecuación lineal una causa definida tiene un efecto específico, el resultado es reproducible y transferible a otros sistemas. Es posible también generalizarlo. Esto no lo encontramos en los sistemas no lineales que dominan en la naturaleza viva. Una característica esencial de ecuaciones no-lineales (teoría del caos) es la retroalimentación. La retroalimentación positiva (o iteración) matemáticamente significa que partes de la ecuación se multiplican consigo mismas, entonces el resultado dependerá fuertemente de las condiciones de arranque. Un pequeñísimo cambio en las condiciones iniciales, o de una variable, puede llevar al sistema en otra e impredecible dirección. La naturaleza sigue los principios de la no-linealidad.

En resumen, de acuerdo con la teoría del caos:

1. Son importantes las condiciones de inicio (p. ej. situación individual de un organismo).

2. El principio de doble dosis y doble efecto carece de validez. Por el mecanismo de retroalimentación positiva, pequeñísimos estímulos pueden tener efectos inmensos.

3. Es imposibilidad hacer predicciones definidas (determinismo). La dirección de un suceso solamente puede ser influida con cambios medidos y dirigidos en condiciones marginales pero nunca puede ser determinada definitivamente.

4.  La teoría del caos es compatible con la forma de pensar de la medicina de regulación.

 

Fractales

En la ciencias naturales solamente se usaban dimensiones completas, Mandelbrot introdujo para una mejor descripción de las formas en la naturaleza los quebrados de dimensiones (fractales). En este área de investigación la matemática se basa en la teoría del caos, usa una forma no-lineal de operación.

Benoit Mandelbrot demostró que sistemas complejos en la naturaleza tienen su forma parecida a escalas cada vez menores.  En el mundo animado pueden encontrarse muchísimos ejemplos de fractales, la estructura de nuestros pulmones se basa en la geometría fractal como asi tambien nubes, árboles, helechos, col, etc. No existen dos fractales iguales

Así también las enseñanzas de la geometría fractal apoyan la apreciación holográfica, todo está contenido en todo. Mediante la geometría fractal no-lineal pueden explicarse las somatotopías (oído, mano, planta de pie, mucosa nasal).

Asi se llega, desde otra dirección, al concepto de totalidad no entendido por la ciencia.

Nota: No existen dos fractales iguales (esto también coincide con la concepción individual de la medicina de regulación, no hay dos pacientes iguales).

 

Termodinámica

Termodinámica de sistemas cerrados

En este caso el aporte de energía se traduce (p. ej. gas en un contenedor cerrado) en aumento de la entropía (= desorden). Después de cada cambio, al cabo de un tiempo se establece un equilibrio termodinámico. Los procesos son reversibles y reproducibles.

 

Termodinámica de sistemas abiertos

La termodinámica de sistemas energéticos abiertos es un área importante para entender los principios de autoorganización en biología , y con eso, las fuerzas de autocuración. Está unida al concepto de no-linealidad.

Los seres vivos intercambiamos energía y materia con el medio ambiente. Aquí nos encontramos lejos de un equilibrio termodinámico. Los procesos son irreversibles y no reproducibles. La flecha del tiempo es infranqueable en nuestro organismo así como en la naturaleza. Nunca los sistemas regresan a su antiguo estado de orden. Aquí rigen las leyes de la teoría del caos y la no-linealidad.

 

Sitios de bifurcación: En estados lábiles específicos (sitios de bifurcación) existe la factibilidad de una “decisión” en una dirección posible (estados de orden). El estado de sensibilidad e inestabilidad de un sistema, en puntos de bifurcación, a impulsos mínimos es prerrequisito para que dicho sistema pueda encontrar y organizarse en un nuevo orden, siempre en dependencia de su entorno.

Sistemas complejos - Principio de autoorganización

En los sistemas complejos, la interacción entre las partes es lo esencial. También lo podemos decir así: Si una célula en un proceso liga a una molécula determinada, el resultado no solamente es dado por las características de la molécula sino por la forma en cómo esta molécula es integrada por la célula.

Con la teoría del caos y la termodinámica de sistemas energéticos abiertos, puede explicarse el concepto de la autoorganización.

El aporte de energía adecuada promueve la generación de estructuras dinámicas, es decir, de nuevos estados de orden.

El Ilja Prigogine (premio Nobel) descubrió una forma de autoorganización de reacciones químicas. Explicando de un modo simple, en un recipiente abierto se ponen moléculas rojas en el lado izquierdo y moléculas azules en el lado derecho. Al aumentar críticamente la concentración en un lado la reacción da un vuelco tal que todo el sistema repentinamente cambia de color, se torna azul, después rojo, otra vez azul... y fluctuando, se pueden presentar diversas formas. En este experimento se ponen de manifiesto los principios de la termodinámica de sistemas energéticamente abiertos, la no linealidad.

La tesis más importante es que un sistema de este tipo actúa como un todo y Prigogine sugiere que cada molécula tiene que estar informada del estado general. Esto se corresponde con la totalidad de la visón holográfica. De un modo análogo, en una sola célula se llevan a cabo aprox. 100.000 procesos enzimáticos por segundo: ¿cómo se llevarían a cabo con sentido si no fuera por un principio holográfico?. Aquí surge otro ejemplo del campo total de la física cuántica.

Prigogine denomina los casos de no-equilibrio y autoorganización estructuras disipativas. Estos sistemas sólo pueden mantener su identidad permaneciendo constantemente abiertos al flujo de las influencias de su medio ambiente. En el experimento descripto, el sistema tiene que estar lejos del equilibrio, de lo contrario no se observarían estados de orden azul o rojo sino una “sopa homogénea y violácea”.

El concepto de estructura disipativa establece que la energía que logra el cambio de un estado de orden a otro se reparte informativamente como un rayo por todo el sistema, uniendo el todo. Los sistemas disipativos de Prigogine son un tipo de autoorganización en experimentos químicos abiertos.

Ejemplos de sistemas disipativos biológicos son el tejido básico, la matriz extracelular, la glicólisis, etc. Todos los sistemas están acoplados.

Considerando al organismo vivo como un sistema abierto puede describirse su autoorganización como un sistema que con ayuda de impulsos adecuados de su medio (energéticos y materiales) se puede automantener en un estado de orden y con sentido. El estado de orden nunca es constante, es dinámico, se adapta a condiciones externas (medio ambiente) e internas. El sistema puede organizar nuevos estados de orden. Requisitos para la autoorganización de sistemas son su apertura y su capacidad oscilatoria. Los sistemas deben estar lejos del equilibrio, retroalimentados, y presentar un comportamiento no-lineal.

El estado de orden requiere elementos materiales, los miles y miles circuitos de regulación interconectados, los circuitos reguladores oscilantes (bioquímicos y redes neurales), el campo electromagnético relacionado con campos electromagnéticos exógenos y a su vez dependiente de elementos materiales. Según el principio de autoorganización, los sistemas biológicos alcanzan un estado de orden autoconservador y gracias a la inestabilidad en ciertas fases (sitios de bifurcación) pueden desarrollar nuevos estados de orden, es decir, pueden adaptarse.

La complejidad dinámica de la vida no puede describirse con métodos causales lineales, son necesarias la teoría del caos y el concepto de sistema termodinámicamente abierto. La ciencia natural vigente nos limita en nuestras posibilidades de entender.

 

Sistemas fractales de autoorganización

Como concepción muy personal creo que la autoorganización informativa básica se comporta como fractales similares a diferentes niveles. No existen sistemas aislados, todos los circuitos de regulación están interconectados para su auto organización en los sistemas orgánicos, en la célula, en organelos celulares, etc...

Tomando en cuenta el principio holográfico y los experimentos de Aspect, Prigogine y Mandelbrot puedo imaginar que esto que llamo sistemas fractales de autoorganización, podrían volcarse simultáneamente hacia un nuevo orden desde o en diferentes niveles. En cada nivel, se produciría un aparente resultado específico y diferente. Los procesos (p. ej. bioquímicos) después de un arranque inicial simultáneo se llevarían a cabo uno después del otro. Esta suposición sería compatible con las respuestas holísticas que se obtienen tras intervenciones neuralterapéuticas.

La autoorganización real no es programable. Tampoco depende únicamente de los elementos materiales. En procesos de autoorganización, al sistema no se le puede imponer desde afuera, ya que las estructuras de orden son generadas por el sistema mismo. Puede intentarse influenciar al sistema desde afuera a través de medidas adecuadas pero nunca en la dirección de un resultado querido o esperado.

En sistemas lineales técnicos o muertos una falla se detecta rápidamente y puede ser corregida linealmente. Una junta defectuosa en el motor de un automóvil se puede cambiar. En estos sistemas las fallas se hacen notar rápidamente. En sistemas complejos en los que los circuitos de regulación están entrelazados, una falla puede no detectarse durante mucho tiempo. Como en los sistemas complejos no lineales las alteraciones son compensadas por una mayor actividad de otros circuitos de regulación, sus efectos se presentan después de una latencia muy larga y en sitios o sistemas diferentes. Tras un estímulo, no puede predecirse qué consecuencia resultará y en que sitio ocurrirá. Un ejemplo: Si un medicamento alopático tiene efectos secundarios lineales (AINE = úlcera; quimioterapia = leucopenia) el efecto secundario se presenta rápida y claramente. Pero también existen efectos secundarios desconocidos, que en una primera fase son compensados por los sistemas complejos del ser humano y que dependiendo del individuo se presentarán en sitios totalmente distintos (p. ej. agresividad, parestesias, arritmias, etc.). Como estos efectos (los denomino efectos secundarios no lineales) son de tipo individual y muchas veces tienen latencias largas, no se pueden englobar estadísticamente.

Gobernabilidad de sistemas complejos

Hemos visto lo difícil que es predecir cómo va a reaccionar un sistema complejo y no lineal después de una intervención.

Un ejemplo del fútbol: una constelación exacta en la cual los jugadores y los contrarios en un estado de orden dinámico y con más o menos sentido, en un momento dado, no existirá en los siguientes mil años en ninguna cancha en todo el mundo. Un partido de fútbol es un sistema complejo no lineal que después del silbato inicial funciona según el principio de la autoorganización. Puede comprarse al jugador más caro del mundo, si éste no se mueve o no recibe pases, esta estrella no le podrá ayudar a su equipo a meter un gol. Así también en el fútbol es importante lo que sucede entre los jugadores, no sólo los pases sino la disposición del sacrificio, llegar más rápido a la bola, vínculo con el entrenador, entendimiento entre los jugadores, etc. Uno puede incidir en el equipo de muchas maneras pero no existe predicción alguna de cuándo ocurrirá un gol. Tampoco se puede decir que en base a una constelación específica, modo en que los jugadores están ubicados en el campo, puede conducirse la pelota hacia el gol. Existen algunas constelaciones con mayor probabilidad (p.ej. penalty). Así también el viento, la altura del césped al iniciar el tiro, tamaño del zapato, presión atmosférica, etc. juegan un papel. Los jugadores se auto organizan, tienen defensas, medios, delanteros, el juego en conjunto tiene que ser armónico. Entre mejor sea el entrenamiento, más posibilidades de hacer un gol y evitar que les hagan uno. El entrenador puede hacer algunos cambios desde afuera (p.ej. cambio de jugador fresco, gritar directrices tácticas), el presidente puede anunciar premios en caso de ganar. El club le puede hacer un programa de entretenimiento a las esposas para que la fiesta siga en paz, etc. Todo esto genera condiciones buenas, con la finalidad de hacer un gol y que no les hagan uno. Una garantía que esto suceda así en los 90' en los que los jugadores se auto organizan no existe. Pero se puede incidir con directrices para que esto suceda con frecuencia. Pero con estas medidas no se tiene influencia en la organización del equipo contrario, cuyo sistema se entreteje con el sistema del equipo propio después del silbato inicial. El fútbol es un sistema complejo no lineal de autoorganización con resultados no predecibles. Por eso es también tan fascinante.

 

La gobernabilidad de estos sistemas complejos es imposible, de todos modos se debe intentar aprovechar las posibilidades y fuerzas de la autorregulación o autoorganización. Estas situaciones se presentan a diario: Si un niño llora por miedo, le podemos tapar la boca, si quitamos la mano seguirá llorando. Lo podemos cargar en brazos, lo que tampoco implica que deje de llorar, pero es posible. Otro ejemplo: fui con dos de mis hijos a escalar. De pronto una escalera vertical y bastante larga junto a una cascada. Antes de que pudieran hacer el comentario de “no, aquí no me subo”, dije: “Por fin un sitio de aventura, ¿quien quiere subir primero?”. Inmediatamente surgió la competencia en palabras ya que ambos querían ser el primero. Gracias a esta autodinámica en el sistema de los niños no apareció el miedo. Si no hubiera puesto un impulso con esa frase, probablemente los niños no hubieran subido. Lo único que hice fue aprovechar las fuerzas para la autoorganización. Yo no tenía ninguna seguridad hacia dónde se iba a desarrollar esa situación. Esto se corresponde con la falta de predictibilidad de los sistemas complejos no lineales. Un ejemplo de la medicina: Una mujer joven con un eczema en las manos recibe una pomada de cortisona (medida lineal). A la semana desapareció el eczema y suspende la pomada. Pronto, el eczema se vuelve a presentar. Así sucesivamente. En cambio si esa joven con un campo interferente amigdalar es tratada con inyecciones locales de procaína, se le dan consejos de cómo manejar su estrés, su organismo se reorganizará y probablemente ya no necesitará de la pomada. Esto es un proceder no lineal. A la vecina con el supuesto mismo eczema, estas medidas probablemente no le ayuden. Concepto de Individualidad.

En los sistemas complejos que tienen capacidad de autorregulación es mejor no incidir linealmente. Algunas veces esto es necesario, como en la medicina de urgencia o para suprimir síntomas graves de enfermedades. Pero con ese abordaje siempre se tendrán que tomar en cuenta efectos secundarios visibles o no visibles. Si no se quiere incidir linealmente, sino ir con el sistema, el sistema tiene que ser conocido de alguna forma. Esto lo hace el homeópata en forma intuitiva intentando hacer una terapia acorde al estado de orden del individuo. Pero conociendo los principios de la termodinámica de sistemas energéticos abiertos, en ciertas circunstancias, un tiempo (meses) más tarde el mismo remedio puede no responder al mismo individuo, con los mismos síntomas, ya que por autoorganización su estado de orden puede haber cambiado.

Influir en un sistema complejo quiere decir, en forma general, ya sea en la medicina o en la agricultura, ponerse en sintonía con los sistemas complejos no lineales de la naturaleza para entonces generar impulsos dirigidos sin intentar interacciones lineales mayores en procesos de regulación. Según la teoría del caos, impulsos mínimos pueden tener efectos muy grandes debido a retroalimentación.

¿De que modo actúa la Terapia Neural según Huneke?

De acuerdo con los modernos conceptos de física y cibernética vertidos anteriormente es muy importante respetar la individualidad, la singularidad. Por eso se necesita en la práctica una historia clínica precisa.

Como ejemplo de la capacidad de carga del organismo no-lineal puede imaginarse un barril. Ejemplos de cargas que se acumulan en dicho barril son: campos interferentes, cargas psíquicas, emg exógeno, metales pesados, etc. Los sintomas de enfermedad aparecerían cuando el barril se llena sobrepasandose su capacidad de compensacion. Cuando los mecanismos de compensación de nuestros circuitos de regulación se agotan surge la descompensación. En otras palabras, el organismo capaz de autoorganizarse pierde su capacidad de trabajar según el principio de la homeostasis y de la economía cuando esta sobresaturado. La manifestacion de esta situacion puede ser una enfermedad cualquiera p.ej. una migraña, una colitis ulcerosa, una poliartritis crónica, etc.

En muchas enfermedades, día a día conocemos más de la patogénesis pero las causas (etiología) siguen siendo oscuras. Por eso en estas enfermedades es preferible hablar de síntomas y no de diagnósticos. Los esfuerzos no deberían terminar en el reconocimiento de los síntomas, deberían buscarse las causas individuales. Por esta razón al confeccionar la historia clínica debe preguntarse al paciente ¿cuándo fue el momento a partir del cual hubo un cambio en el modo de sentirse?. Esto corresponde al tiempo durante el cual el barril lentamente se fue llenando o, por decirlo mejor, los circuitos de regulación entretejidos tuvieron que trabajar más para que sistemas importantes no se descompensaran. A este período se le llama el primer golpe.

El segundo golpe (según Speranski) significa el último evento ocurrido poco antes de la aparición de la enfermedad que facilitó que los sistemas se descompensaran. (El barril se derrama, p.ej.: brote de una poliartritis crónica después de una prostatectomía). Lo que se puede hacer con la Terapia Neural según Huneke es poner estímulos dirigidos en áreas locales o disminuir la carga de circuitos de regulación sobrecargados a través de la terapia de campos interferentes. Si p.ej. el emg exógeno  o la intoxicación por metales pesados juegan un papel importante, se debe actuar en consecuencia. En otras palabras, los circuitos de regulación pueden actuar otra vez según el principio de la homeostasis y de la economía, vaciando el barril  el organismo vuelve a tener la oportunidad de autoorganizarse (fuerzas de autocuración) y moverse hacia su centro fisiológico. 

La medicina ortodoxa, contrariamente, en el 90% de las enfermedades crónicas solamente suprime síntomas, lo que no corresponde a una curación.

Los fenómenos de la Terapia Neural según Huneke se pueden explicar a través de los principios de la autoorganización. Nuestro organismo es un sistema energético abierto, holístico y disipativo. Una intervención neuralterapéutica puede dar una reacción que no es predecible. Desde rápida mejoría hasta empeoramiento inicial todo es factible. De ahí que la respuesta al paciente que pregunta qué pasará después de la intervención es: “no lo sé, usted me lo dirá". Aquí conviene recordar los fenómenos de reacción asociados a la aplicación de un agente neuralterapéutico. (ver Reacciones a la TN)

Esto es el principio práctico de la puesta de impulsos (o la interrupción de cargas patológicas) en un sistema abierto, no-lineal, con capacidad de autoorganización. Por eso se necesita una terapia inespecífica que no se imponga al sistema. Se da un impulso inespecífico al sistema y en consecuencia la libertad de autoorganizarse nuevamente. De ahí se explica que la Terapia Neural a pesar de su gran efectividad no tiene efectos secundarios.

 

Consideraciones finales

Pueden observarse los principios de autoorganización en circuitos abiertos de poblaciones animales interdependientes, en el mundo vegetal, en la meteorología, etc. Los humanos no estamos fuera de estos sistemas sino inmersos y entrelazados con todo en forma no-lineal. De ahí que no debemos vernos como el escalón más alto en la jerarquía y subyugar a toda la naturaleza a través de incidir linealmente en ella sin miramientos de sus ciclos complejos. Mejoras momentáneas de la calidad de vida pueden tornarse en cambios nefastos.

 

Como se ha dicho, la autoorganización está acoplada a la no-linealidad. Esto conlleva automáticamente a la complejidad y no a la predicción infalible. Es muy sorprendente que se permita a científicos manipular genes, como en la manipulación de plantas. ¿Cómo podemos saber cómo se van a comportar los diferentes sistemas entrelazados con el maíz, como son insectos, hongos, simbiontes, coleópteros, yerbas, gusanos, flora intestinal, etc.? ¿O surgirán en respuesta microorganismos nuevos que a su vez por autoorganización se adaptarán a estas nuevas plantas pero con efectos desastrosos sobre otros sistemas? Como sea, se está incidiendo en sistemas no-lineales autoorganizables con medidas lineales y no se tiene idea alguna de los efectos a largo plazo. Los efectos secundarios, como ya he dicho, pueden en sistemas entrelazados tener latencias muy largas pero, al presentarse, pueden ser sumamente drásticos.

Pienso que con los conocimientos que da la física cuántica integral como los principios de termodinámica abierta y de autoorganización, estas violaciones a la naturaleza no sucederían. Esto ya no se dará en el momento en que los investigadores se asomen mas allá de su especialidad. No todo es posible pero algunos en la ciencia piensan que sí lo es.

No se nos olvide que la ciencia natural actual no describe a la naturaleza sino a la técnica. Richard Feynman, premio Nobel e inventor de la electrodinámica cuántica dijo: “la forma en la que la naturaleza nos precisa para ser descripta se sustrae de nuestro entendimiento”. A mi parecer siempre se comete un error inconsciente en la investigación: algunas observaciones son metidas en una teoría, después se manipula y maneja la teoría hasta  tener la capacidad de entenderla con la lógica y la mente imperantes. Para cuando esto sucede la teoría solamente funciona en sistemas no animados, muertos, o en sistemas tecnológicos, pero nunca en la naturaleza viva. 

Espero haber trasmitido mis sensaciones. Que hayan quedado un poco choqueados y que duden de hechos aparentemente claros. Esta duda es la mejor predisposición para trabajar respetando a la naturaleza y no en contra de ella. Ya que el daño que les dejamos a nuestros hijos es irreversible.

Dr. Lorenz Fischer  Suiza

Resumen: Sistemas dinámicos en la naturaleza (células, sistemas orgánicos, redes nerviosas, organismos, poblaciones, sistemas meteorológicos) tienen la capacidad de autorregularse. Esto sólo es posible si se contempla como un todo a estos sistemas entrelazados complejamente. La autoorganización lo es del todo, los sistemas complejos no conocen relaciones causa-efecto lineales. Las matemáticas no-lineales de la teoría del caos son las que más se acercan a la descripción de estos fenómenos de autoorganización. No es posible un pronóstico con estos modelos. El fondo informativo para procesos de autoorganización total, en el organismo, son redes físico cuánticas (las que finalmente permiten transmisión de información en el sistema nervioso así como en circuitos de regulación bioquímica y en el sistema básico).

En este trabajo se intentó presentar, en forma resumida, qué nuevos aspectos científicos basados en la física cuántica moderna, en la teoría del caos, describen los procesos naturales y ponen en duda la medición objetiva y el pronóstico. La física cuántica moderna y la teoría del caos no-lineal son a mi parecer las bases teóricas de los procesos de autoorganización en el organismo. 

 

Por un lado el concepto de la totalidad basado en descubrimientos muy recientes de la física moderna, por otro lado el principio de autoorganización, el cual no puede funcionar sin su totalidad o sólo en su totalidad. El principio de autoorganización lo encontramos en familias, en la economía, en la naturaleza viva y en muchas otras áreas. Estos sistemas tienen en común el ser abiertos e integrados (no separables de otros sistemas).

 

Los sistemas no-lineales complejos precisan de impulsos adecuados para que el sistema se pueda autoorganizar. Esto lo toma en cuenta la medicina reguladora (a la que también pertenece la Terapia Neural). Características importantes de estas terapias son: la efectividad de impulsos dirigidos para estimular las fuerzas de autocuración; el principio de la autoorganización; la singularidad, la individualidad y la totalidad de las reacciones.

Con esto la medicina de regulación está excluida del concepto de las ciencias naturales clásicas.

Medidas de tipo regulador tienden a activar “las fuerzas de curación propias”. 

 

Independientemente de los éxitos en la medicina aguda con la ciencia lineal, en las enfermedades crónicas sólo se logra una supresión sintomática. Una enfermedad crónica es una desviación en un sistema no-lineal complejo en un organismo energéticamente abierto. A través de impulsos adecuados se debe tratar de llevar al organismo con capacidad de autoorganización a encontrar su centro fisiológico. Es sorprendente que los conceptos de la física moderna y la cibernética expliquen también el concepto de totalidad de la medicina reguladora. Lamentablemente la medicina ortodoxa casi no los ha tomado en cuenta. El que hasta la fecha no existan comprobaciones científicas de la medicina reguladora no se debe a que ésta sea acientífica, sino a que la ciencia actual no se ha tomado la molestia de involucrar a sistemas vivos en su experimentación clásica.