GERIATRIA y TN

 

Página de inicio

 

 

Los "gigantes" de la geriatría y la TN

 

 

Dr Pablo R. Koval 
Argentina, 15/11/03

En geriatría existe el concepto de los Gigantes de la Geriatría: la caída, la incontinencia, la confusión, etc., que desde mi punto de vista no serían sino la expresión clínica, en un momento dado, de la sumatoria de "golpes" o, dicho de otro modo, de la acumulación de campos de interferencia interactuantes y su expresión emergente. 

"Diversos autores han subrayado correctamente que ciertos patrones de presentación de enfermedades son peculiares de las personas mayores -inmovilidad, inestabilidad (caídas), incontinencia y compromiso intelectual (confusión, delirium)- y que tienen en común múltiples causas, un curso crónico, privación de la independencia y dificil curación. Han sido denominados Gigantes de la Geriatría y poseen inmensa importancia en la práctica de la medicina geriátrica, en parte porque son muy comunes y en parte debido al desafío que presentan para nuestras habilidades diagnósticas cuando tratamos de establecer la causa(s) precipitante e identificar factores exacerbantes tratables. Casi cualquier enfermedad puede presentarse con esas características y, recíprocamente, cualquier anciano que presente alguna de esas manifestaciones puede tener virtualmente cualquier patología. Por cierto, uno de los atributos definitorios de un geriatra es la capacidad de evaluar y manejar efectivamente a los Gigantes de la Geriatría." (Traducido de Brocklehurst's Textbook of Geriatric Medicine and Gerontology, 5th ed, Churchill-Livingston,  pág. 203, 1998.)

 

El geriatra inglés B. Isaacs (The challenge of geriatric medicine. Oxford Medical Publication. Oxford, 1992) fue quien propuso la denominación de Gigantes de la Geriatría.

Aún la geriatría no ha encontrado una explicación y menos aún un tratamiento adecuado a estos cuadros tan frecuentes.

Conclusión: los Gigantes de la Geriatría constituyen la expresión emergente de la sumatoria e interacción de campos interferentes adquiridos durante la vida. Muchos problemas de esta naturaleza pueden resolverse con terapia neural.

 

Lectura complementaria: Equilibrio perdido y biocibernética práctica (*)