TEMA en DISCUSIÓN:
3

PARA OPINAR, PREGUNTAR.
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio

 


Campo interferente amígdalas
Oscar Godoy B., klgo, Chile, 26/7/11

Caso 1:
Vengo llegando de hacer un domicilio, en fin de semana me fastidian, nunca me ha gustado hacer domicilios,
pero me describen un caso de mucho dolor y que ya fue al servicio de urgencia de un hospital privado, le pusieron una bomba de algo, luego sufrió una lipotimia por algunos momentos y volvió a su casa con un 30% menos dolor y quejándose que ni siquiera la habían examinado. Quizás a los 75 ya no lo merece. Cómo le explico además que un servicio de urgencias es para eso, y no para hacerle estudios de sus diagnósticos de artritis reumatoide, osteoporosis y artrosis que arrastra ya por 15 años. La escena es típica, la paciente acostada, con cara de angustia, y dos veladores (mesas de noche) atiborradas de cajitas y frascos de medicamentos. No puede levantarse por intenso dolor en la zona anterior de cadera derecha, además no alcanza a cerrar el puño derecho. Me llama la atención no ver claramente los estigmas artríticos de las manos. Con tanto dolor por lo menos podría verse algo.
Sólo le duele el brazo y la pierna derechos.
Me entregan un cartapacio de exámenes, que hago como que los veo para que no digan que ni los miré pero obviamente no aportan utilidad ninguna.
¿Desde cuando una AR, osteoporosis y artrosis sólo atacan un lado del cuerpo?
Soy muy amigo de la reumatóloga que por 15 años la ha tratado, pero me pregunto: ¿Cómo en 15 años no le ha llamado la atención este hecho, además de la nula evolución?
Bueno, este "detalle" es muy común en estos casos.
Como quiero volver luego a mi casa, hago examen flash: sensibilidad sólo en hemicuerpo derecho.
Inspección oral: Amigdalitis crónica, con pústulas visibles a derecha. Hago terapia neural de amígdalas.
En 30 segundos logra cerrar el puño, a los cinco minutos el dolor de cadera cede lo suficiente como para levantarse sola. Le continuaré haciendo TN de amígdalas pero además la derivo a otorrino para que decida si la infección puede erradicarse o habrá que extraerlas. Las amígdalas no se ven aumentadas de tamaño, sólo se aprecian pústulas en la mucosa.
Han pasado tres semanas desde que la vi, y no fue al otorrino porque no le ha dolido nada, una evolución más que espectacular. Una lástima, ya que quería discutir el caso con él.

Caso 2
Paciente mujer, 37 años, hace dos años con cervicobraquialgia derecha, bocio difuso severo. Lesiones tróficas
de piel en planta de pie derecho y zona cervical posterior que asemejan una psoriasis. La deriva cirujano
para tratar dolor mientras se evalúa estado de la tiroides en la que palpa alguna nodulación.
Primera sesión: Se infiltran piezas dentarias fracturadas en estado de restos, cede dolor cervical aunque no
completo. Se deriva a odontólogo para saneamiento y posterior control.
Segunda sesión: Sin cervicalgia pero con persistente dolor braquial. Al examen: Sdr. miofascial de tríceps der.
Se examinan amígdalas, a pesar de antecedentes negativos, se aprecian intensamente anfractuosas. Se deriva
nuevamente a cirujano, quien efectúa punción extrayendo abundante cantidad de pus, según testimonio de la paciente.
La muestra es enviada a cultivo, mientras, continúo con TN. A la fecha la lesión del pie ha disminuído su prurito, está secándose y no ha sangrado.

Caso 3
Paciente 34 años con poliartralgias de extremidades inferiores. Consulta el 22/6/10. Se le hace TN de amígdalasy cede el dolor. Reaparece el 09/06/11 con dolor de brazo derecho. Se practica bloqueo de pieza dentaria, el dolor baja un 50%. Hago amígdalas, y ahí desaparece. Era un salto de campo, o sea, se había reactivado el campo interferente amigdalino pero con una ubicación diferente a la anterior, que me hizo pensar que esta vez era dentario.

Discusión: Las amígdalas constituyen un campo interferente curioso y complejo, que cuesta entenderlo bien. Tal vez puedan aclararme más. Creo que los reumatólogos serían felices si pudieran descifrar sus relaciones.
Hay reacciones puramente nervales, en que la irritación del neurovegetativo se traduce solamente en dolor, y este tiene localizaciones diversas, casi aleatorias, pero en otras ocasiones se desata la cascada inmunitaria con toda la alteración visible en hemograma y exámenes específicos. En ocasiones altera el funcionamiento de la tiroides con lo que el cuadro se enturbia aún más. Una vez desarrollada la reacción inmunitaria, el tratamiento sobre el campo interferente amigdaliano y la infección subyacente debieran revertir esta reacción, pero no siempre es así.
¿Cuáles serían los factores que inciden en que algunos pacientes hagan o no una reacción que se independiza del foco?


Comentario 1:
Pablo Koval, méd., Argentina, 28/7/11

Como respuesta al planteo de Oscar voy a transcribir mi visión sobre sobre la génesis y el mantenimiento de problemas de salud, es decir, los diferentes pasos incluidos en el proceso de hacer una enfermedad:

1) La irritación neural : el proceso de hacer una enfermedad se inicia con la irritación del sistema nervioso.
2) Los problemas agudos : el organismo puede reaccionar con síntomas y signos agudos que, la mayoría de las veces, conducen a la restitución de la salud (formas autoorganizativas curativas naturales).
3) La generación de campos interferentes : el organismo puede generarcambios parabióticos (campos interferentes) en el tejido afectado. Los campos interferentes al ser generados por el propio organismo, son expresión de enfermedad. No actúan como irritación inicial, sinocomo irritación secundaria.
4) La acción interferente : la actividad persistente de uno o varios campos interferentes puede conducir a la generación de circuitos autoorganizativos cada vez menos económicos, es decir, cuadros distónico-distróficos que durante mucho tiempo pueden no tener expresión a nivel macro.
5) La alteración o pérdida de funciones neurales naturales : a medida que el cuadro se complejiza, ya sea por la persistencia de la irritación en el tiempo o por la interacción de un factor desencadenante, resultan afectadas diferentes funciones neurales tónico-tróficas naturales. Están incluidas todas las funciones tónicas orgánicas y psíquicas así como las funciones tróficas de renovación, reparación y conservación de la forma de células, tejidos y estructuras orgánicas.
6) Los problemas de salud persistentes o recurrentes : la alteración o pérdida de esas funciones se expresa clínicamente con dolor o con otros signos y síntomas de problemas complejos, persistentes o recurrentes, que en conjunto engloban a la gran mayoría de las enfermedades descriptas por la Medicina Clásica.
Como corolario, la acción terapéutica curativa debe estar dirigida al factor causal, es decir, al factor o factores irritativos neurales y el obje tivo debe ser el de facilitar la recuperación de los circuitos autoorganizativos biológicamente económicos.
En la actualidad, la comprobación de estas aseveraciones sólo puede hacerse mediante la observación de lo que ocurre cuando se tratan las áreas sospechosas de ser interferentes, ya sea quirúrgicamente (piezas dentarias o cuerpos extraños) o mediante la corrección del estado disfuncional del tejido parabiótico con la infiltración de un anestésico local diluido sin vasoconstrictores. La experiencia clínica muestra que en esos casos se logra la corrección o desaparición de signos y síntomas patológicos persistentes locales, regionales, distantes o generales, a veces en forma inmediata. Con el tiempo suelen corregirse también los problemas tróficos al recuperarse las capacidades de renovación, de reparación y de conservación de la forma de células, tejidos y estructuras orgánicas.

Saludos a los participantes del foro.


Comentario 2:
Heberth García Rincón, méd., Colombia, 28/7/11

Estimado Oscar, quiero felicitarlo por sus experiencias con la TN pero la verdad es que cuando se empiezan a describir estos “milagros” siempre me preocupo pues pareciera ser que todo funciona así de fácil, sin embargo yo quisiera observar el devenir clínico de estos pacientes en términos de 3, 6 o más meses para evaluar la estabilidad de estas asombrosas curaciones pues en mis 21 años del ejercicio de la TN he podido ver como recaen los pacientes y la repetición mecánica en las Amígdalas no da el mismo resultado y requieren una evaluación exhaustiva del cuadro.

También me preocupa el enfoque de la TN como una Técnica o recurso más aunado al uso de ABS y de otros recursos de la Medicina Convencional; como lo describe usted cuando pide valoración por el Otorrino para ver la necesidad de “erradicar” la infección, no siendo esto congruente con la racionalidad de la TN pues ella por si misma con un poco de paciencia y cuidado hará que la capacidad autoecoorganizativa del organismo lo lleve hacia un estado que no requiera este tipo de cuadros.  También me preocupan términos como “Terapia Neural de Amígdalas”, esto da a entender que la TN, al hacer la aplicación en el terreno amigdalar, actuaría solamente sobre esta zona cuando el impulso, indistintamente del sitio anatómico donde se coloque, actuará sobre todo el organismo y no únicamente en el sitio de la inyección (ya expresé mi preocupación al respecto en el Editorial de esta semana)

En cuanto a su pregunta de los factores que hacen que se independice el foco, supongo que hace referencia a casos en los cuales la zona interferida a pesar de la aplicación en el CI no mejora del todo y requiere aplicaciones en el segmento; este es un fenómeno conocido de hace mucho tiempo en la TN, del cual no se tiene una clara explicación y fenómenos como este, el salto de CI, el mismo CI, tienen explicación mirándolos desde el punto de vista de la complejidad y el pensamiento sistémico de tal manera que el autoecoorganización y la necesidad individual de cada organismo es lo que lo lleva a este tipo de reacciones.


Comentario 3:
Oscar Godoy B., klgo., Chile, 28/7/11

Estimado Dr. García:

Llevo 35 años de ejercicio, y hasta que empecé a practicar la TN, nunca jamás ví "milagros" como Ud. dice, por tanto, en pleno conocimiento de la realidad del tratamiento ortodoxo de estos pacientes considero que hay que darlos a conocer, aunque parezcan milagros que no se repetirán en otros pacientes. Ud. sabe que sí se repiten con mayor o menor espectacularidad, La primera paciente llevaba 15 años de tratamiento con reumatólogo. Creo que una evolución de tres semanas asintomática, es como para sorprenderse e informarlo, si en un mes o en seis meses hay una recidiva, ya veremos, pero por lo menos tengo un cambio notorio, que no se vio antes en quince años. No me parece preocupante. La derivación a otorrino era más que nada por terminar de interesarlo en la TN ya que es además, paciente mío, pero le falta convencerse. Tengo claro que la erradicación de la infección es perfectamente factible usando TN sin ATB en la gran mayoría de los casos, pero me servía de cuña para conversar el tema con él. La segunda paciente, está todavía en veremos, y hay casos en que las amígdalas son tan patológicas, y han perdido toda capacidad de recuperación, por lo que lamentablemente deberá recurrirse a cirugía. Aún este caso no lo doy por perdido, pero a lo mejor la cirugía será necesaria por un tema mecánico, su volumen le impide una deglución normal. El tercer caso era pura y simplemente una reactivación del campo interferente, con una localización diferente del dolor.  Finalmente hacer TN de amígdalas o TN en territorio amigdaliano, o en el probable campo interferente amigdaliano puede parecer un problema semántico más que práctico. Se obtuvo el resultado esperado hasta ese momento, sin desconocer que haya otros campos interferentes que puedan manifestarse en cualquier oportunidad.

Lo que más me interesa son aquellos casos en que un proceso amigdaliano o dentario crónico produjo una respuesta inmunitaria difícil o imposible de revertir. Y creo que es por la incapacidad de detectar focos ocultos. ¿Qué le parece a Ud?

Saludos al foro


Comentario 4:
Pablo Koval, méd., Argentina, 28/7/11

Evidentemente la palabra "milagro" produce confusión.

El hecho de que la Medicina Clásica emplee criterios diagnósticos que se basan en lo visible, comprobable y medible conduce al diagnóstico de las consecuencias, no de las causas. Si para la reumatología la AR se define por el dolor, la inflamación articular, los cambios morfológicos en las articulaciones y la aparición de ciertas proteínas y péptidos en el plasma, por lógica su tratamiento va a consistir en hacer desaparecer todo eso mediante antiinflamatorios, corticoides, inmunomoduladores, cirugía, etc.  Es decir, la Medicina Clásica actúa impositivamente. En cambio, para la TN moderna, todas esas manifestaciones son consecuencia, expresión, de cambios en los circuitos autoorganizativos que, en la enfermedad, funcionan de un modo biológicamente NO económico (generalmente como consecuencia, a su vez, de la acción de campos interferentes). La acción de la TN va dirigida a corregir la causa de la alteración de esos circuitos. El propio organismo produce, luego, los cambios que permiten que dichos circuitos recuperen su condición biológicamente económica. Por lo tanto la TN ejerce una acción facilitadora.

En definitiva, la respuesta a la aplicación neuralterapéutica no se trata de un "milagro", sino del resultado de aplicar ese pensamiento sistémico-complejo en seres singulares con problemas de salud, es decir que el "milagro" se debe a una diferencia conceptual profunda.

Saludos a los participantes.


Comentario 5:
Heberth García Rincón, méd., Colombia, 31/7/11

Estimado Oscar, estoy totalmente de acuerdo con usted en la importancia de publicar estos casos y una vez más lo felicito; mi comentario un tanto “fastidioso” sólo busca llamar la atención para resaltar el concepto por encima de las técnicas y los resultados como muy bien lo hace usted en su último comentario, así la cosa no es de semántica sino conceptual y la idea es evitar que se preste para confusiones principalmente de aquellos que se están iniciando en TN. 

En cuanto a su pregunta sobre los focos estamos de acuerdo, muchas veces no los detectamos como usted bien lo dice, en otras ocasiones igual pensamos que no los hemos encontrado pero pueden presentarse las siguientes situaciones: no repetimos el impulso las veces que se necesita, en otras no se dan las condiciones en su medio interno y externo para responder al estímulo o aún, en otros casos, es más ventajoso (en la lógica del organismo que no necesariamente es la nuestra) conservar ese foco y la situación que está viviendo que responder al impulso y nosotros interpretamos cualquiera de estas respuestas pensando que no hemos encontrado el foco, de tal manera que como dice J. T. Kent, “hay que saber esperar”.


PARA OPINAR, PREGUNTAR.
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio