TEMAS en DISCUSIÓN

 

OPINA
PREGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio


Puntos de Altamirano
Osvaldo Mansilla, méd, 8/7/11

¿Me podrían decir ¿Cuáles son los puntos de Altamirano?
Gracias
 


Respuesta 1:
Richard Altamirano, odont., Ecuador, 11/10/11

Este es un avance de lo que será a futuro la recopilación de toda una investigación en un libro con mis experiencias y casos especiales que va a servir de preámbulo para explicar los puntos de Altamirano.
Gracias.

El Sistema Dentario

Muchas estructuras del cuerpo humano adquieren “sentido” cuando se interpretan como adaptaciones  que les permitieron hacer frente a “Problemas” particulares  presentados por la relación entre el organismo y su ambiente. Diferentes tipos de tejidos , unidos estructuralmente y coordinados en sus actividades, forman órganos los que, a su vez, trabajan juntos en forma integrada y constituyen el nivel de los sistemas de órganos.Bajo este tipo de jerarquía se halla uno de los principios más profundos de la biología . La estructura y los procesos reguladores de los organismos más complejos  son de forma tal que las partes sirven al todo y el todo a las partes. Hay dos sistemas principales de control, el sistema endócrino (las glándulas secretoras de hormonas y sus productos) y el sistema nervioso. Los sistemas de integración y control se regulan por los llamados circuitos de retroalimentación. Los dientes comparten e interactúan directamente con estos sistemas con los que comparten muchos mecanismos de comunicación por que contienen células especializadas en la producción y transmisión de señales eléctricas y que conducen información a largas distancias.  

El diente es sustancia básica?  

El cuerpo humano está organizado en una secuencia jerárquica de diferentes niveles de complejidad estructural, atómica, molecular, celular, tisular, orgánica y sistémica que realizan procesos esenciales en conjunto para mantener la integridad del ser humano. El cuerpo humano tiene más de cincuenta mil millones de células que a través del líquido extracelular  trabajan en equipo para formar un ser humano. Dentro de cada una de ellas se producen miles de reacciones químicas de manera ordenada para mantener su propia vida.  Cada célula además a través del liquido extracelular dispone de información necesaria para costruir, operar y repararse a sí misma y por ende al propio cuerpo. Cuando esta información se ve alterada por un campo interferente o un foco sea cual fuese estamos frente a una alteración  a través del liquido extracelular que puede alterar toda la información y provocar alteraciones a distancia. Los efectos de un foco o campo de interferencia se manifiestan en primer lugar en  el sistema básico, o como lo llamamos hoy de Pischinger, teniendo en cuenta la integridad de este sistema repartido por todo el cuerpo con sus finísimas fibrillas , hasta el punto que penetra hasta las mismísimas células oránicas. Esto provoca: Descarríos permanentes de las regulaciones de defensa Regulaciones inespecíficas conectivas Regulaciones humorales dirigidas como sabemos por mecanismos oxido reductores,  Estas  pueden ser la causa de la resistencia a toda terapia que presentan algunas enfermedades exógenas que no se deben a focos. El sistema de Pischinger es energético,  bioeléctrico y representa algo en donde lo importante es el potencial oxido-reductor. Hoy se sabe que la vida no es sólo materia, sino también energía, y ya nadie duda que la procaína repolariza la membrana de la célula, cosa que se ha comprobado con métodos histoquímicos, pudiendo medirse electrónicamente los cambios dieléctricos. La comprobación para los procesos neural terapéuticos empezó a mejorar por la enseñanza de la cibernética, contribuyendo de manera destacable Wagner, con su teoría de los mecanismos de circuitos y de retrocarga y con la homeostasis. Todo esto ocurría en el año 1946. La cibernética ve en los hombres el instrumento más altamente evolucionado de todos los que existen, porque se regula el mismo.  Se  sale del principio lineal de causa y efecto que como base del pensamiento mecanicista es lo básico, sino que lo que evidencia es el principio de interrelación integrada de aquellos circuitos reguladores que están unidos en intercomunicación no sólo con ellos mismos, sino con todos los demás. Términos como organización, totalidad, funcionamiento teleológico ya se están convirtiendo en términos científicos para los médicos de la actualidad. El órgano de la totalidad y del automatismo de la vida, el órgano que todo lo dirige y todo lo impulsa, el órgano que recibe, controla, vigila, comunica e intercomunica es el sistema nervioso vegetativo. Está involucrado en el sistema cibernético en el que cada circuito está constantemente unido por interrelación con los demás. Es decir, la enfermedad no es más que una perturbación en la regulación de los sistemas, dándose además la circunstancia de que por falta de regulación hay falta en la transmisión de la comunicación. Pischinger demostró cómo su mesénquima o espacio intercelular puede regularizarse con procaína produciendo un efecto inmediato sobre los centros reguladores y sobre sus circuitos. Es un sistema abierto en el que el   organismo por reconstrucción y eliminación se mantiene en un estado constante que se llama equilibrio fluyente o dinámico. Vida significa degeneración y regeneración constante, despolarización y repolarización en lo pequeño, en las membranas celulares y en todo el sistema de Pischinger. La pulpa dental es un tejido conectivo similar a cualquier otro del organismo y está constituido por células, sustancia fundamental, y aferencias nerviosas y vasculares. Se caracteriza específicamente por encontrarse encerrado en el interior de un tejido duro y rígido. Se denomina complejo dentino pulpar al conjunto formado por la pulpa y la dentina. La dentina es un tejido conjuntivo especializado de origen mesenquimatoso, producido por los odontoblastos, células especializadas y muy diferenciadas; constituye el grueso de la parte mineralizada del diente. La dentina consta de millares de túbulos que irradian hacia el exterior desde la pulpa dental hasta el esmalte de la corona y el cemento de la raíz. Se puede contar hasta 65.000 túbulos por mm cuadrado en el extremo pulpar y 15.000 túbulos por mm cuadrado a nivel de la unión dentino esmalte. Si cada célula del organismo tiene exactamente el mismo ADN y desciende de un solo óvulo fertilizado por tanto al igual que cualquier otra célula del cuerpo, tiene el mismo mecanismo de coordinación, cada tipo de célula utiliza su ADN a su manera para crear productos que son únicos para la función especializada que tiene que realizar. La célula dental cumple su viaje hacia la exclusividad,  utilizando la parte de su ADN que creará productos que le permitan llevar a cabo sus funciones asignadas. Esta habilidad se llama expresividad genética selectiva y esto es lo que permite a las células controlar qué productos de gen son fabricados y también las cantidades de ese producto sus tasas de producción y cuando aparecen exactamente en la vida y función de la célula. Como la expresividad genética está bajo el control no sólo de enzimas y hormonas sino también de diversas variables dentro y alrededor de la célula es claro que el sistema vegetativo básico influye sobre estas variables. Estos fluidos que Pischinger llamó la matriz', o el sistema de la regulación, porque apoya todo lo demás, trae nutrición, oxígenos, mensajeros de la hormonas  y otras substancias vitales a los tejidos y quita los productos de la excreción, toxinas y el residuo de enfermedades viejas. Las células pueden ser importantes pero no una entidad separada, porque ellos no pueden existir sin nutrirse  en esta matriz. Reckeweg  siguió el modelo de la matriz de Pischinger y las  maneras de usar las substancias naturales para apoyar, limpia y hacer  revivir los fluidos del  liquido extracelular. Gracias a la homotoxicología que nos permite limpiar el liquido extracelular,  es que nace esta teoría en la cual la utilización de drenadores  tanto linfáticos, renales y hepáticos en una mezcla con terapia neural y adición de vitamina C , sobre la estructura dental  nos permite limpiar en instantes la matriz extracelular de un diente y devolver la identidad celular a los dientes. Como ejemplo,  tenemos a un diente sometido a una obturación de amalgama por más de 30 años,  el mesénquima de ese diente está  recibiendo una carga de metales pesados tan grande que es capaz de envenenar el mesénquima en general y transformarse  en un campo interferente gravísimo para la economía del ser humano,  con todas las manifestaciones que tenemos, pues bien después de eliminar esta restauración y una vez entendido que el  diente es substancia básica se observa inmediata desaparición de síntomas,  fenómeno en segundos, y además cambio en la estética, color , y sensibilidad del diente.  Con otras palabras: los circuitos de regulación, pueden entonces actuar otra vez según los principios de la homeostasis y de la economía (vaciarse el barril ) o también: El organismo vuelve a tener la oportunidad de auto organizarse  ( fuerzas de auto curación y moverse hacia su centro fisiológico. El diente es un sistema energético abierto, holístico, y disipativo. Una intervención neural terapéutica y homotoxicológica sobre sus estructuras llevara consigo acciones de autoorganización. Los modernos conceptos de neurobiología nos ayudan mucho en esto, tenemos en frente el reto de buscar conductores de memoria que transporten información según el lugar en que se encuentren y según su propia estructura cuántica molecular. Estos sistemas de transporte son los cristales denominados por algunos  shednamita y descritos hace varios años a partir de la cristalización del colesterol. La pregunta a hacernos es el papel que juegan los cristales de procaína en este proceso sistémico de memoria fluyente. Hay que recordar que el esmalte y el colágeno son cristales y es posible que los cristales orgánicos lleven otro tipo de información  diferente a la que llevan el Sistema Nervioso o a lo que se maneja a nivel cuántico. 

Continuará...

REGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio