TEMAS en DISCUSIÓN

 

OPINA
PREGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio


 

 

Lesión quirúrgica de ganglio simpático cervical
Gabriel Vandaele, klgo., Argentina 1°/11/11

Amigos del foro: paciente que en la fecha ingresa por Kinesiologia con Dx. de Claud Benard Horner izq. post. op. de hernia cervical c5-c6, con abordaje anterior de 4 meses de evolucion, a la inspeccion presenta ptosis palpebral y miosis pupilar, me pregunto y m respondo que poco tengo que hacer desde la kinesiologia, el neurocirujano que la opero vino a verme para preguntarme que estrategia terapeutica iba a utilizar y mi respuesta fue que ninguna que pudiera aplicar in situ. Creo que la ayudaria infiltrar la cicatriz como campo interferente, revisar su boca y considerar el granglio cervical superior y/o el estrellado, espero sugerencias y aprender de ellas y de ustedes. Desde ya gracias.


Comentario 1:
Pablo Koval, méd, Argentina, 1°/11/11

Gabriel tu planteo es correcto. Ocurre que nunca sabemos el grado real de lesión. Por esto es que en estos casos, además de tratar localmente el área dañada, intento eliminar profilácticamente posibles interferencias que comprometan la capacidad trófica de reparación. Incluida la extracción de terceros molares o de otras piezas dentarias, si corresponde.


Comentario 2:
Hector Barrera Lillo, méd., 2/11/11

¿Hasta donde es posible con TERAPIA NEURAL superar errores quirúrgicos?. Sin duda que la acción de la terapia neural mejorando la capacidad trófica del propio organismo es importante , sin embargo puede volverse una tarea muy difícil de abordar tanto para el médico como para el paciente que de todas maneras se forma expectativas en su proceso de sanación. Si bien este tipo de lesión es poco común , es mucho mas común la persistencia del dolor postquirúrgico de las HERNIAS DEL NUCLEO PULPOSO de las cuales los neurocirujanos operan muchas .
Muchos casos llegan a la consulta por la persistencia del dolor después de la operación , independiente de si la indicación quirúrgica fue correcta (lo cual es un tremendo tema de debate) la aplicación en mi caso de terapia neural logra escasos beneficios , por lo menos a corto plazo. En algunos paciente con dolor persistente postquirúrgico ha sido utilizando medicamentos antihomotoxicos inyectables aplicados directos en las las zonas cicatriciales . Buscar un campo interferente me parece útil buscando el origen de la formación de la hernia , porque si este no es resuelto lo mas seguro es que el organismo enferme en otro lado, es decir lo mas importante sería preguntarse porque este paciente hizo una hernia . Saludos.


Comentario 3:
Heberth García Rincón, méd., Colombia, 3/11/11

Estamos de acuerdo Gabriel, pero necesariamente debemos aplicar en la cicatriz y en la misma sesión o en otra el Ganglio Estrellado. Siempre que hay lesiones de tejido nervioso debemos tener en mente dos palabras, paciencia y observación.
1. Paciencia: hay que ser persistentes, aplicar una y otra vez en el segmento lesionado con cierta frecuencia, los cambios en la mayoría de los casos son lentos pero progresivos (en algunos casos espectaculares) y muchas veces, luego de semanas o aun meses, tenemos respuestas muy gratificantes.
2. Observación: el tejido neural es muy exigente y más si está lesionado, si lo estimulamos muy frecuente y/o con muchos impulsos, se irrita, si muy espaciado y/o pocos impulsos, no responde; entonces su capacidad de observar determinará la frecuencia y cantidad de impulsos para ir “enritmándose” con el paciente.
A veces el tejido se irrita y la mejoría no aumenta o recae lo logrado, un buen truco es dejar “descansar” el tejido (no hacer nada) por un tiempo y luego reiniciar las aplicaciones observando muchas veces que la mejoría se reanuda, aumentando lo ya logrado. También se debe estar pendiente si durante el tratamiento saltan CI y si es pertinente “pincharlos” o en caso de que no haya mejoría, pincharlos así no hayan saltado. En fin, son múltiples las sutilezas de las que, la capacidad de observación del terapeuta, debe estar pendiente para obtener buenos resultados.


Comentario 4:
Pablo Koval, méd, Argentina, 3/11/11

Como viene el caso voy a transcribir el Proceso singular 37, del libro "Medicina para el Ser Singular..."

Proceso singular 37 : paraplejía tras traumatismo y cirugía, recuperación de funciones tónico-tróficas.
Se trata de un joven de 19 años que había sufrido una lesión medular traumática en el nivel D3-D4 con paraplejía incompleta que se agravó tras la cirugía estabilizadora (conservaba cierto grado de sensibilidad que luego se perdió). Nos consultó 5 meses después del accidente (debía viajar 2000 km en avión para acceder a la consulta). En la evaluación inicial presentaba paraplejía motora y sensitiva con nivel en D3, su vejiga estaba espástica con cierto grado de emisión espontánea y utilizaba como forma de micción sondaje intermitente (recibía además oxibutinina), controlaba el esfínter anal en cuanto a retención pero debía efectuar maniobras evacuatorias. Ante este panorama el planteo que nos hicimos fue: 1) actuar sobre el daño traumático y quirúrgico para recuperar áreas en estado de parabiosis. 2) resolver posibles interferencias que pudieran afectar los mecanismos neurales tónico-tróficos reparadores naturales. Como posibles campos interferentes encontramos: amígdalas, senos paranasales y terceros molares. Para actuar sobre el daño traumático y quirúrgico, en la primera sesión efectuamos una aplicación en la cicatriz dorsal quirúrgica con profundización paravertebral a nivel de D3 y D4 y entrando en los espacios interapofisarios espinosos hasta el ligamento amarillo. Por otra parte efectuamos una aplicación suprapúbica con la idea de aplicar un estímulo débil en el plexo vesical. Todo esto produjo, progresivamente a medida que los procedimientos se fueron repitiendo, una mejoría notable, en extensión y calidad, de la sensibilidad cutánea y visceral así como del control urinario al punto de suspender la cateterización vesical intermitente y eliminar la administración de oxibutinina. Comenzó a sentir el abdomen y los intestinos, y recuperó la función defecatoria normal. Finalmente pudo llevarse a cabo la extracción de los terceros molares que se pospuso por razones técnicas de movilidad. Tras la extracción de las piezas 1.8 y 3.8 mejoró la sensibilidad y el movimiento en las caderas. Tras la extracción del molar 4.8 mejoraron aún más sus funciones sensitivas y motoras. Posteriormente hicimos aplicaciones en las cicatrices de amígdalas y en los ganglios esfenopalatinos. Después de 5 meses de tratamiento la rehabilitación avanzó en forma acelerada pudiendo dar pasos con la ayuda de ortesis.

Comentario: el tratamiento permitió recuperar tejidos parabióticos y funciones perdidas. El tratamiento de posibles interferencias facilitó la actividad neural tónico-trófica natural, fundamentalmente la capacidad reparadora. Llamó la atención la respuesta a la extracción de las muelas de juicio. En este caso actuamos en forma preventiva.


OPINA
PREGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio