TEMAS en DISCUSIÓN

 

OPINA
PREGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio


 

 

Dermatología y TN
Diego Gómez de la Torre Reyes, méd., 14/11/11

Buenas noches cual es la relación y la efectividad de la terapia neural en el campo de la dermatología.


Comentario 1:
Pablo Koval, méd., Argentina, 14/11/11

Yo le pregunto estimado colega, después de haber leído lo publicado reiteradamente en el foro por diferentes autores, ¿Ud. qué piensa?,
¿La dermatología trata enfermedades de la piel, o enfermedades que se expresan a través de la piel?
¿La TN trata enfermedades de la piel, o enfermedades que se expresan a través de la piel?
O dicho de otro modo:
¿Existen las enfermedades de la piel?
¿O en realidad es la enfermedad del organismo que se expresa a través de la piel?

¿Cuál es la opinión de los participantes del foro respecto a esta disyuntiva?


Comentario 2:
Osvaldo Mansilla, méd., 15/11/11

Dr Diego, le ponemos un nombre a una patología para poder comunicarnos y orientarnos en el tema pero lo que se trata no es la patología sino al paciente como un todo que se desorganizó y lo expresó, en este caso a nivel de piel, por ello es fundamental una completa y minuciosa historia clínica.
Un saludo.



Comentario 3:
Pablo Koval, méd., Argentina, 16/11/11

Algo más sobre la piel.

Transcribo aquí lo publicado en el editorial 7.
Se refiere a los conceptos de Kent, vertidos en su libro "Filosofía Homeopática" de 1919.

Acerca de la curación

"Para la medicina clásica curación gira en torno a la idea de la desaparición del estado patológico. Por ejemplo: en una erupción cutánea determinada, su desaparición; en el caso de hemorroides, su extirpación; en el caso de estreñimiento, la evacuación; en el de una afección circulatoria grave del pie, su amputación; o en el caso de una enfermedad aguda bastaría que el enfermo sobreviviera a ella."

"Muchas veces quedará el enfermo asombrado de la gran pericia del médico que ha sabido curarle una erupción en la piel con una crema con corticoides, y cuando vuelva otra vez presentando las manifestaciones más graves y cambios profundos en los tejidos como consecuencia de la erupción suprimida, dirá al médico: “Ud. que tan maravillosamente me ha curado mi enfermedad de la piel, ¿por qué no puede curarme esta enfermedad del hígado que padezco? Porque este médico ignorante, ha fallado. Lo que estaba en la superficie del cuerpo y era, por tanto, inofensivo, ha sido empujado hacia lo más recóndito del interior del enfermo."

"El concepto es el de restablecer la salud y no sólo eliminar los síntomas. Restablecer la salud tiene como punto de vista poner en orden al ser humano enfermo. La eliminación de síntomas no equivale a restablecer por completo la salud al hombre enfermo. Si después de la desaparición de los síntomas el individuo no se siente completamente restablecido en su salud, ello no puede llamarse una curación. El paciente debe sentirse restablecido en su salud a medida que desaparece un síntoma. Debe experimentar una mejoría interna cada vez que desaparece un síntoma externo, lo que ocurre cuando verdaderamente la enfermedad ha sido curada y en lugar de ésta se restablece el orden.

"Siendo las partes internas del hombre las que primariamente entran en desorden en la enfermedad, y no sus tejidos, sen también primero aquéllas las que entren en orden antes que las manifestaciones externas. La curación debe proceder del centro a la periferia, es decir, de arriba hacia abajo, de dentro hacia fuera, de órganos más importantes  a los menos importantes, de la cabeza hacia las manos o los pies. Si los síntomas desaparecen en esas direcciones, no reaparecerán jamás. Si desaparecen en el orden inverso al de su aparición, son eliminados de una manera definitiva."

"Las enfermedades crónicas tienen sus primeras manifestaciones en la superficie y de allí se dirigen a los centros vitales del hombre. De ello se deduce que el enfermo recobrará la salud en la proporción en que logre hacer retroceder a la superficie las manifestaciones primarias de la enfermedad. Tal es la revuelta, la agravación. Quienes desconocen este principio no desean ver reaparecer los antiguos síntomas cuando de su vuelta depende la única posibilidad de su curación. Para poder curar los síntomas del corazón, del pecho o de la cabeza, es necesario que se presenten manifestaciones en la superficie, en las extremidades, o sobre la piel, uñas o cabello. Cuando estas partes externas se afectan el paciente se siente mejor. El tratamiento de un enfermo con reumatismo cardíaco puede llevar a la aparición de síntomas en las articulaciones. El tratamiento de los síntomas periféricos en estos casos hará que la enfermedad retroceda al corazón."

"Puede que por el estado avanzado nunca ocurra una curación completa pero el descrito es el único camino posible."

"El retorno de las manifestaciones exteriores da cuenta exacta de que tales trastornos no fueron curados, sino simplemente suprimidos."

"En estas situaciones la actitud del médico es esencial, debe explicar a su paciente qué está sucediendo y no pensar que si no alivia las “nuevas” manifestaciones periféricas perderá a su cliente."


OPINA
PREGUNTA
RESPONDE

forodetn@gmail.com

Volver a Inicio