Indice general

Buscador por palabras

Consulta

 

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN
Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos


 

PÉRDIDA de VITALIDAD

REVITALIZACIÓN GENERAL

  Sensación de Bienestar

Energía  Vitalidad  Motivación

Memoria  Concentración  Ánimo

 

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista
 



Vitalidad

El estado de salud, de vitalidad física, mental y espiritual es en realidad el emergente del funcionamiento en equilibrio armónico de todos los componentes que constituyen la persona.

Ese equilibrio saludable es mantenido principalmente mediante información modulada por el sistema nervioso. Recuperar ese equilibrio se traduce rápidamente en sensación de bienestar y buen ánimo, en la restitución de las capacidades mentales, físicas y espirituales y como consecuencia natural en un excelente aspecto exterior.

Factores internos y externos pueden afectar a los sistemas naturales de autoorganización y llevar a la pérdida de vitalidad. 

Hechos ocurridos en el pasado y mantenidos en la memoria corporal, desde la vida intrauterina, traumatismos, cirugías, infecciones y procesos inflamatorios, emociones fuertes, pérdidas afectivas, maltrato, alimentación defectuosa, descanso escaso, problemas odontológicos, tóxicos -incluidos los medicamentos-, trabajo excesivo y estresante, dolores persistentes, enfermedades crónicas, son los factores más comúnmente involucrados.

Estos focos irritativos desde cualquier lugar del cuerpo pueden predisponer al desarrollo de trastornos a distancia al alterar el equilibrio natural y modificar el flujo de información necesario para mantener el estado de salud. 

El uso de medicamentos para revertir los diferentes síntomas que se presentan ante la pérdida de vitalidad conduce sólo a mayor grado de intoxicación. Esos síntomas no son la enfermedad. La enfermedad radica en la pérdida del rumbo, en la alteración del equilibrio vital dinámico. El tratamiento aislado de los síntomas no resuelve el problema sino que lo agrava.

Ya sea en la etapa temprana o avanzada de la pérdida de vitalidad, la medicina para la autoorganización mediante terapia neural o modulación neuromuscular constituye una herramienta extraordinaria. La odontología neurofocal también es parte integrante de este nuevo concepto médico.

El ozono es un útil complemento terapéutico.

Problemas de salud persistentes o recurrentes
Campos interferentes

Los campos interferentes ejercen estímulos fuertes sobre el sistema nervioso y pueden dar lugar al establecimiento de problemas de salud persistentes o recurrentes en cualquier parte del organismo. En la misma persona pueden coexistir varios campos interferentes. La medicina clásica no reconoce su existencia.

 

Los campos interferentes pueden haberse desarrollado en donde, en algún momento de la vida de la persona, hubo:
> un proceso inflamatorio o infeccioso
: amígdalas (faringitis, anginas, difteria, mononucleosis, escarlatina); adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; úlceras; etc.
> una cicatriz
por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, víscera, tendón o hueso (fractura).
> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)
> problemas odontológicos: cicatrices de extracciones; una pieza desvitalizada (conducto); compromiso de la pulpa dentaria (nervio) por un arreglo profundo; granuloma; infecciones óseas residuales; quistes; odontomas; procesos inflamatorios o infecciosos presentes o pasados: periodontitis, bolsas gingivales; piezas en posición anómala, retenidas, semi-retenidas, desplazadas o inclinadas; muelas de juicio sanas sin espacio propio o en contacto con el canal del nervio mandibular; piezas embrionarias; restos de raíces; piezas utilizadas como pilares de puentes; metales (implantes, pernos, amalgamas, ganchos, prótesis); endodoncias con sobreobturación del material de relleno que irritan el hueso subyacente; ortodoncia en adultos  y trastornos oclusivos (mordida).
> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, tortura, etc.).
> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).

Una vez eliminados los estímulos nocivos provenientes de campos interferentes, las funciones corporales recuperan su normalidad y el organismo inicia su proceso de curación. Muchas veces los cambios son rápidos.

Nuestra tarea es encontrar el origen de la irritación del sistema nervioso y resolverla. El organismo se encargará de su propia curación.

Video: "Dificultad para caminar"

Lectura Complementaria

Medicina para la autoorganización

Sistema nervioso vegetativo

Capítulo destinado a los profesionales de la salud


Indice general    Buscador por palabras    Consulta

Copyright © 2011 [Dr. Pablo R. Koval]
Reservados todos los derechos