Indice general

Buscador por palabras

Consulta

 

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN
Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos


 

EDEMA PERSISTENTE

 

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista


El edema persistente no se debe a una simple acumulación de líquido en los tejidos, sino que denota una alteración profunda del sistema nervioso para manejar esos líquidos. La totalidad del sistema nervioso, en particular su porción autónoma o vegetativa, participa en la regulación de la cantidad de agua que entra y sale del cuerpo, del volumen que circula en arterias, venas y capilares, de la cantidad de agua que está dentro de las células, de la cantidad que está fuera de ellas y de los vasos sanguíneos, en la regulación de la circulación por los vasos linfáticos, en la regulación de la permeabilidad de los capilares, en la fuerza de bombeo cardíaco, en las contracciones de la pared arterial y venosa, en la capacidad de filtración renal. La alteración en la función del sistema nervioso generalmente se debe a la acción de uno o varios campos interferentes.

 

Problemas de salud persistentes o recurrentes
Campos interferentes

Los campos interferentes ejercen estímulos fuertes sobre el sistema nervioso y pueden dar lugar al establecimiento de problemas de salud persistentes o recurrentes en cualquier parte del organismo. En la misma persona pueden coexistir varios campos interferentes. La medicina clásica no reconoce su existencia.

 

Los campos interferentes pueden haberse desarrollado en donde, en algún momento de la vida de la persona, hubo:
> un proceso inflamatorio o infeccioso
: amígdalas (faringitis, anginas, difteria, mononucleosis, escarlatina); adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; úlceras; etc.
> una cicatriz
por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, víscera, tendón o hueso (fractura).
> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)
> problemas odontológicos: cicatrices de extracciones; una pieza desvitalizada (conducto); compromiso de la pulpa dentaria (nervio) por un arreglo profundo; granuloma; infecciones óseas residuales; quistes; odontomas; procesos inflamatorios o infecciosos presentes o pasados: periodontitis, bolsas gingivales; piezas en posición anómala, retenidas, semi-retenidas, desplazadas o inclinadas; muelas de juicio sanas sin espacio propio o en contacto con el canal del nervio mandibular; piezas embrionarias; restos de raíces; piezas utilizadas como pilares de puentes; metales (implantes, pernos, amalgamas, ganchos, prótesis); endodoncias con sobreobturación del material de relleno que irritan el hueso subyacente; ortodoncia en adultos  y trastornos oclusivos (mordida).
> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, tortura, etc.).
> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).

Una vez eliminados los estímulos nocivos provenientes de campos interferentes, las funciones corporales recuperan su normalidad y el organismo inicia su proceso de curación. Muchas veces los cambios son rápidos.

Nuestra tarea es encontrar el origen de la irritación del sistema nervioso y resolverla. El organismo se encargará de su propia curación.

Tratamiento

El tratamiento debería estar dirigido a la causa y no a la consecuencia;  los medicamentos tapan el problema, no lo resuelven. El uso prolongado de diuréticos puede ser causa de daño renal y de otras alteraciones metabólicas importantes. El drenaje linfático sólo trata la consecuencia, no la causa.

La medicina para la autoorganización mediante terapia neural, modulación neuromuscular y odontología neurofocal tiene como objeto resolver la causa. 

 

Lectura complementaria

Medicina para la autoorganización

Capítulo destinado a los profesionales de la salud


Indice General    Buscador por palabras    Consulta

Copyright © 2011 [Dr. Pablo R. Koval].  
Reservados todos los derechos.