MUELAS y DIENTES

 


 

Terceros molares incluidos 
¿Cuál es la realidad dentro del contexto sistémico?

Terapia neural en odontología

Campo interferente

 

Página de inicio

 

 

 

Terceros molares incluidos 
¿Cuál es la realidad dentro del contexto sistémico?

Versión resumida y adaptada para este foro. 
Trabajo presentado en Colombia 2003. 
 Texto completo en  la página web terapianeural.com

 

Dra. Andrea Del Pilar Bernal Gómez, 
Dra. Diana Lucero Archila Celis, 
Dra. Mónica Fernanda Dorado Villamil, 
Dr Dairo Javier Marin Zuluaga y 
Dra Yosette Osorio Díaz, Colombia.

En la práctica odontológica los terceros molares incluidos han sido un tema de particular controversia por las implicaciones que pueden presentar tanto a nivel local como sistémico (1, 20). En este trabajo se analizó el comportamiento de dichos molares desde el punto de vista de la medicina bioenergética confirmando que los individuos se comportan de manera distinta frente a un mismo factor.

La odontología neurofocal ha postulado una teoría según la cual los dientes tienen una relación clara con cada uno de los órganos del cuerpo (25), lo que ha sido comprobado a través del método denominado electroacupuntura según Voll (EAV).

El estudio de tipo exploratorio descriptivo buscó corroborar si esta relación se cumple de manera estricta teniendo en cuenta factores externos como el medio ambiente, e individuales como enfermedades sistémicas, estados de ansiedad y estados de estrés. Se evaluaron quince pacientes con un rango de edad entre 18 y 33 años. El criterio de inclusión fue tener exodoncia indicada del tercer molar incluido; se realizaron mediciones de EAV, una pre y otra posquirúrgica, estas mediciones clasificaban el tipo de lesión tisular que pudo ser causada por la presencia del tercer molar incluido, según la clasificación propuesta por el Dr. Reinhold Voll (16).

Los valores obtenidos demostraron que esta técnica sirve como marcador de funcionalidad celular de un órgano, pero no es adecuada para dar un diagnóstico orgánico. Por medio de este trabajo consideramos haber dado un paso para demostrar que la teoría de la relación directa entre los dientes y los distintos órganos del cuerpo no siempre se cumple o que no siempre resulta se afectado el trayecto directo de la relación diente órgano demostrado por Voll, evidenciando que el tercer molar incluido afecta de manera distinta cada individuo, en el que influyen factores externos e individuales, como su propia predisposición a desarrollar enfermedades.

Introducción

La odontología es una ciencia que contribuye de manera directa al mantenimiento de la salud, así como al mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes. La relación que existe entre la presencia de campos de interferencia en cavidad oral y el proceso de desarrollo de enfermedades sistémicas es un tema cada día más investigado por diferentes ramas de la medicina bioenergética basándose en su pensamiento holístico que afirma que la parte no puede comprenderse sin su relación con la totalidad -el síntoma es sólo una parte de un completo desequilibrio corporal que puede verse en otros aspectos de su vida y comportamiento (13).

La técnica de electromedición con EAV, desarrollada hacia 1959 por el Dr. Reinhold Voll, se basa en la capacidad de resistencia y conductividad de la piel ante estímulos eléctricos (16). En parte se fundamenta en la teoría de los meridianos de acupuntura de la medicina tradicional China(5) y tiene en cuenta el concepto de campo de interferencia que se manifiesta cuando un área tisular patológicamente cambiada, interfiere utilizando la vía nerval, es decir, produciendo una enfermedad por interferencia lejana(10){

Por medio del ohmiómetro o Dermatron, aplicado sobre puntos de medición y control situados en el extremo distal de la falange media de los dedos tanto de las manos como de los pies se mide el circuito eléctrico entre dos electrodos, uno pasivo y otro activo. Los valores del ohmiómetro se encuentran en un rango de  0-100 (16) .  De acuerdo al valor registrado pueden hacerse diversos diagnósticos: 0-10 Antes de la muerte; 10-20 estado final de un proceso degenerativo; 20-30 degeneración considerable;  30-42 degeneración incipiente; 44-56 estado normotónico ideal: 58-66 irritación en el área fisiológica; 68-80 irritación acumulada; 80-90 inflamación parcial del órgano medido; 90-100 inflamación total del órgano medido.

Esta técnica se fundamenta en la teoría de meridianos de acupuntura de la medicina tradicional china. Esta medicina busca comprender el comportamiento del ser humano; “los chinos dan por supuesto que el universo está cambiando continuamente, su movimiento es el resultado de la dinámica interna de las pautas cíclicas”(13); desde hace más de 3000 años conciben al hombre como un ser integral que se comporta de una manera diferente ante cualquier estímulo y su respuesta frente a éstos depende de sus propias capacidades, del medio ambiente y del factor agresor y no de una receta preestablecida para su resolución (7, 10). 

Discusión 

El presente trabajo evidencia que ante una condición establecida como factor irritante, la respuesta del organismo es variada en la trayectoria de los meridianos y que dicha relación no es indispensablemente lineal o estricta como sugiere la teoría planteada por el Dr. Voll (23); que depende de factores extrínsecos e individuales de difícil control como estados de estrés, ansiedad y estados sistémicos asi como también del equilibrio existente entre órganos y sistemas o del desencadenamiento de una reacción por la vía de menor resistencia, independientemente si está directamente relacionado o no con el diente. 

El tercer molar se comportó en muchos casos como irritante, ya que al encontrarse incluido pudo ser este el factor que impedía el flujo de energía, afectando a algunos o varios meridianos en los que el paciente estuviera predispuesto a presentar cambios. Se presentaron resultados variados en el mismo paciente en el que se evaluaron variables distintas con respecto al diente. La explicación a esta respuesta del organismo se puede encontrar teniendo en cuenta que cuando las funciones del tejido conectivo laxo se ven impedidas por focos o campos de interferencia de sobrecarga constante se daña progresivamente el mecanismo defensivo del organismo; durante este tiempo el organismo puede equilibrarse dando la impresión de salud, empero, si la influencia negativa del foco o del campo interferente sobre el sistema basal vegetativo y con ello sobre todo el organismo lleva a sobrepasar el límite de tolerancia el resultado será cambios objetivos patológicos para luego plasmarse condicionadamente. Cuando el límite de tolerancia de un órgano se halla reducido con anterioridad debido a una enfermedad antigua ya pasada o a una disposición orgánica heredada, aparecen naturalmente manifestaciones patológicas mucho antes (10).  No hemos encontrado reportes en la literatura que presentaran el interrogante acerca de la posible asociación entre alteraciones sistémicas y la presencia de terceros molares incluidos, sólo existen reportes de casos aislados.

La EAV es una técnica que para este trabajo se utilizó como método diagnóstico, cuantificando las variaciones en los potenciales bioeléctricos de los meridianos de acupuntura propuestos por Voll antes y después de la exodoncia de los terceros molares incluidos, pero para aplicar este método adecuadamente se debe tener la visión de la parte con la totalidad, de lo contrario seria tan solo una técnica mas que impediría llegar al punto de partida de la expresión eléctrica alterada, en el momento de la electromedicion de un órgano. Debido a esto para dar un diagnostico definitivo, la EAV  se comporta como un método de ayuda diagnostica y se necesita de otro tipo de concepción y en algunos casos de valoración por parte de otras disciplinas.

La EAV permitió la cuantificación de la información y posibilitó la organización de los resultados de las mediciones. En esta investigación la relación entre meridianos y tercer molar incluido fue muy dispersa probablemente porque la población estudiada fue pequeña. 

Conclusiones

1. En la población de este estudio, se observaron variaciones en los valores de electromedición en los puntos de medición y control de algunos meridianos de acupuntura posteriormente a la exodoncia de los terceros molares. 

2. Para este estudio no se tuvieron en cuenta factores externos que de alguna manera pudieron heber tenido influencia sobre el resultado de la electromedición: factores ambientales, hereditarios e individuales.

3. De acuerdo con el análisis descriptivo se apreciaron variaciones significativas en los puntos de medición y control de los siguientes meridianos: Degeneración Linfática, Riñón, Hígado, Vejiga, Degeneración Fibroide, Vesícula Biliar y Endocrino. Se corroboró la relación del meridiano de Corazón referida en la literatura.

4. Según las relaciones diente – órgano preestablecidas de acuerdo al recorrido de los meridianos de acupuntura, teóricamente se esperaba una relación muy directa de los terceros molares con el meridiano de corazón en donde estadísticamente no se observó variación significativa, factor posiblemente consecutivo al pequeño tamaño de la muestra o al no cumplimiento de una relación enmarcada dentro de una exacta linealidad.

5. Los valores registrados de los potenciales eléctricos sirven como un indicador de la funcionalidad celular de un órgano; se puede considerar como una buena aproximación a un diagnóstico de la patología presente en el paciente, pero la electromedición como único abordaje no es concluyente para emitir diagnóstico y tratamiento.

6. Con base en los resultados se puede concluir que no existen protocolos ni linealidad en la relación diente – órgano ya que se esperaba una relación directa entre la ubicación del molar y el lado del meridiano afectado, lo cual no se reflejó en los resultados de este estudio.

 

 

Reflexiones 

Dr Heberth García Rincón, Bucamaranga, Colombia, 13/10/03.

 

 

Referente al trabajo sobre terceros molares podrían cuestionarse muchos  tópicos,  como:  

1. Las mediciones post-exodoncias se hicieron una semana después; cómo serían dos, tres o más semanas después.  

2. No me parece un buen método estas mediciones porque el organismo no se  puede normatizar, recordemos que es probabilístico y no estadístico. Lo  normal es apartarse de la norma garantizándole así la individualidad al organismo; así que tomar valores distantes a 44-56 como patológicos es solo una visión mecanicista que estaría bien desde el punto de vista de la racionalidad médica convencional, sin embargo según la racionalidad alternativa serían expresiones de procesos adaptativos del organismo  buscando su propio orden (que es dinámico y por eso varían las mediciones).  

3. La electroacupuntura de Voll no aclara de donde salieron esos valores y los puntos utilizados para sus mediciones. Uno supone que son producto de muestras estadísticas lo cual nos lleva al terreno ortodoxo mecanicista y lineal.  

4. Respecto al tópico de que no se tuvieron en cuenta algunos factores externos que pudieron modificar las mediciones, no es más que una ilusión;  pues a la luz de los conocimientos cuánticos, la localidad es impensable y nuestro microcosmos siempre estará influido por el macrocosmos.  

5. Los hallazgos respecto a la no linealidad de una pieza dental con un órgano determinado no hacen sino confirmar la individualidad del ser humano  y nos alertan sobre la peligrosidad de tomar estas tablas como dogmas y  aparatos como el dermatrón como elemento "indispensable" para el trabajo, haciéndonos caer en manos de los mercaderistas de la medicina (vendedores  de artilugios eléctricos).  

 

 

 

Terapia neural en odontología

 

 

Dr. Michael Nissnick,
10/11/03

Si se desea saber si una cordal parcialmente incluida influye o actúa a distancia por ejemplo en el caso de un lumbago crónico, el odontólogo practicará una inyección a nivel de la raíz (o las raíces) de la pieza dental sospechosa. Debido a razones anatómicas óseas el test de los molares inferiores 6-7-8 requiere el uso de una inyectadora intraligamentaria. Con la inyectadora convencional el líquido no llega a la zona periapical y el test sería incorrecto! La remoción quirúrgica o extracción no son suficientes para un saneamiento focal, sino que además:

1) Debe de ser cureteado minuciosamente el hueso alveolar circundante, debido a que generalmente el “foco” o “campo interferente” lo constituye no tanto el diente sino el hueso que rodea el diente, y

2) luego debe aplicarse tratamiento de terapia neural que consiste en una serie de tres a cinco inyecciones o más (¡comenzando no antes de una semana después del acto quirúrgico o la extracción!) y dependiendo de la sintomatología residual del paciente.

Frecuentemente se puede hacer la observación que en los dos o tres días que le siguen al saneamiento quirúrgico mejoran notablemente los síntomas del paciente pero que después muchas veces sufre de nuevo un desmejoramiento de su condición. Con las inyecciones neuralterapéuticas (a veces una es suficiente) se puede desbloquear la zona o el segmento y de esta manera aliviar y curar el paciente.

¿Porqué? El campo interferente por si solo (un diente infectado o retenido o una osteítis residual;¡recuerde que los campos interferentes pueden ser bacterianos o abacterianos!) no es la causa de la enfermedad sino que provoca una rigidez en los mecanismos de regulación. Si a este paciente, con el foco presente, se le aplica la terapia neural NO SE TENDRÁ EL ÉXITO ESPERADO. Sin embargo después del saneamiento quirúrgico bucal, como se dijo al principio, los síntomas no desaparecen por completo, pero ahora, sin el campo interferente,  la terapia neural es capaz de eliminar los síntomas molestos del paciente.

Sin embargo en muchos casos sí, es posible neutralizar los efectos de un campo interferente con repetidas infiltraciones con el anestésico local. Sobre todo en las personas de edad avanzada se aconseja este tratamiento conservador antes de someterlas a un saneamiento focal quirúrgico radical. Otra consecuencia favorable es que las prótesis parciales o totales propios de esta edad no sufrirían modificación alguna. En estos casos las repetidas inyecciones no tendrían objeción alguna de parte de estos pacientes, con tal de evitar la cirugía. Sin embargo a veces no se puede evitar la cirugía.

Además de la terapia neural indicamos medicación homeopática, isopática, fitoterapéutica, láserterapia, biorresonancia etc. 

La terapia neural actúa en primer lugar a nivel del sistema conjuntivo o mesénquima intersticial como ha sido corroborado por A. Pischinger y su grupo hace algunas décadas y recientemente por el Prof. H. Heine en una serie de investigaciones sobre la matriz extracelular y el sistema nervioso vegetativo. Para la terapia (y el diagnóstico) se utilizan procaína o lidocaína.

Las investigaciones de Heine y Pischinger mostraron la importancia del tejido conjuntivo en el área de los dientes y los maxilares y su papel en la regulación periférica y en la adaptación de los sistemas de defensa. Si estos sistemas de defensa se encuentran intactos habrá un equilibrio de las manifestaciones vitales. Heine destaca la importancia a nivel microscópico de las células de la pulpa dental que se llaman odontoblastos y fibroblastos. Se sabe que los odontoblastos se originan en la cresta neural del ectodermo y según Heine los fibroblastos de la pulpa dental en gran parte también se originarían del ectodermo. Destaca que entre las prolongaciones de los mismos dentro del tejido pulpar existen contactos iónicos lo que explicaría la rápida transmisión de la información a este nivel.

Se hizo la observación de que en 35 de 80 pulpas estudiadas se detectó la presencia de bacterias a pesar de que la remoción de las mismas se realizó en condiciones estériles. La inyección de 2 nanogramos de estas pulpas contaminadas provocaba fiebres altas. Sin embargo la infección de una o varias pulpas dentales en una persona no provoca manifestaciones locales. Pero la existencia de pulpas contaminadas con bacterias puede provocar en las personas a nivel sistémico diversos cuadros patológicos cuyo(s) origen(es) son difícilmente demostrables. Según estudios de Perger apenas en el 10,86%, de un grupo de 7148 pacientes con presencia de focos o campos interferentes, se  pudo demostrar migración bacteriana o una alergia debido a bacterias. ¡El resto, 89,13% no mostró signos de infección! Pero en un 80% de los pacientes se obtuvo una definitiva mejoría y/o curación de sus enfermedades crónicas con la eliminación o neutralización de los focos o campos interferentes, entre los cuales se encuentran muchas pulpas infectadas crónicamente.

Terapia neural en área dentomaxilar

Las inyecciones tronculares no tienen ningún valor ni diagnóstico ni terapéutico. Los dientes sospechosos se tiene que inyectar localmente (los molares inferiores con la técnica intraligamentaria, ver arriba) en una sesión. La ausencia de síntomas (o curación) debe de durar por lo menos 8 (ocho) horas. En un estudio de casos de neuralgias del trigémino se obtuvo la curación de 123 de 229 pacientes.

Esta ampliamente demostrada la influencia de la patología dental en el bienestar de una persona. Aunque localmente no se pueden sentir ni percibir los focos dentales, a distancia y a un nivel general, lejos de los dientes "culpables", si son capaces de producir sintomatología grave, crónica y de larga evolución RESISTENTES A TODA TERAPIA MEDICA. Solamente su eliminación o neutralización puede curar a los pacientes. 

 

 

 

Comentario 

Dr Heberth García Rincón, Colombia, 17/11/03

 

 

Respetado Dr. Michael Nissnick, con respecto a su aporte, quiero ante todo  felicitarlo por lo bien documentados e interesantes datos suministrados, en especial la posibilidad de obviar la cirugía en el terreno maxilo mandibular en algunos pacientes, por lo cual le estoy personalmente agradecido. Además  quiero hacerle algunos comentarios: 

1. En referencia al test de Huneke (inyección intraligamentaria), debemos  recordar lo observado por él y por Adler que, a pesar de una inyección correcta este test no daba una certeza mayor al 50%.    

2. No debemos olvidar que la TN es un modelo médico con explicación propia del fenómeno salud - enfermedad, diagnóstico propio y tratamiento propio;  por lo tanto no es correcto hablar de un tratamiento de TN, lo cual la reduce a una compilación de técnicas para tratamiento, razón esta que lleva  a un concepto errado y fracasos de la TN.

3. En cuanto al hecho que una vez realizado el saneamiento neurofocal sin la desaparición total de los síntomas no indica que haya una rigidez de la  regulación pues ésto no es compatible con la vida (rigidez = equilibrio =  máxima entropía = muerte), lo que nos muestra este hecho es que la  enfermedad no es causada por una sola irritación, sino que fuera de la  irritación odontológica existen otras irritaciones que ayudan a mantener el cuadro.  Es un error hablar de "desbloquear"; hablamos de una información o impulso neuralterapeutico, además la aplicación no se puede entender como hecha en un foco odontológico o en un ganglio o en un músculo sino en un organismo integral que piensa que está en constante cambio y en constante adaptación al medio ambiente en el cual se desenvuelve.    

4. La mezcla de aplicaciones de TN con homeopatía, isopatía, esencias  florales, etc. en nuestra experiencia, mas o menos 30 años donde me formé y  14 de experiencia personal, muestran que al final terminan induciendo más  desorden en el sistema  orgánico con una aparente mejoría del cuadro pero que  si se mira en el tiempo inducen a cuadros más severos (vicariación  progresiva) que por la distancia en el tiempo no se relacionan.    5. Respecto a las investigaciones de Heine y Pischinger, su trabajo no  muestra dónde actúa la TN (matriz extracelular o sistema básico), sino otro de los efectos sistémicos de la TN, esta vez a nivel del sistema básico.  Por que sino, por ejemplo los trabajos del Dr. Fischer sobre los cambios circulatorios tras una aplicación de TN me permitirían afirmar que su acción  es a nivel circulatorio.  Cordial saludo,  Dr. Heberth García.

 

 

 

Campo interferente

 

 

Dr Vicente Manuel Chavez Licona
Chihuahua, Mexico, 12/10/03

Reciban saludos desde Ciudad Juarez Chihuahua Mexico: soy medico neurocirujano con quince años en el campo de Terapia Neural (pertenezco a la Sociedad de Terapia Neural de Mexico D.F.)  He tratado diferentes casos con buen resultado y definitivamente el campo interferente generalmente esta en la boca principalmente en dientes y muelas: amalgamas, endodoncias, dientes con giroversion, muelas del juicio anguladas y o acostadas.  Es muy  importante contar para el diagnóstico con una panoramica dental. Aun en pacientes desdentados donde hubo alguna vez dientes puede quedar la secuela de daño en el hueso y es con frecuencia el campo interferente.

Los dientes se mueven lateralmente otras veces giran sobre su eje -esto lo hemos visto al tomar Rx  panoramicas dentales o bien al utilizar la computadora dental; el radiovisografo es un equipo extraordinario pero muy caro: 20 mil dolares.