Editoriales

Temas en Discusión

Libro de Notas

Mesas Redondas

Ping-Pong

 

 

EDITORIAL
del 25 de Julio de 2011

PARA OPINAR, PROPONER, PREGUNTAR,
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio

 


 

 

La TN, ¿Una Técnica o un Modelo
de Racionalidad Médica?

Heberth García Rincón, méd., Colombia
 


La pregunta nace debido al uso cada vez más frecuente de la Terapia Neural (TN) como una “Técnica” ó “Arma Terapéutica” más, para el “Arsenal” de los médicos de la llamada Medicina Alternativa y de la Medicina Convencional.

En la Medicina Alternativa, ha hecho carrera el término “desinterferir” los posibles Campos de Interferencia y hacerlo como parte de una gama de Procedimientos Alternativos, por ejemplo: un medicamento homeopático pluralista asociado a Campos Magnéticos y “desinterferencia” de Campos que incluye el número de veces que se deben hacer aplicaciones en el área.  Por supuesto esto no es más que Racionalidad Convencional (Mecanicista) con recursos alternativos; también se habla de hacerle TN a una cicatriz, un diente, una articulación, etc. siguiendo la Racionalidad Reduccionista, como si el impulso obrara sólo sobre esta zona.

En el caso de la Medicina Convencional, ésta ha entreabierto las puertas especialmente a la TN (al fin y al cabo como dice el Dr. Julio Cesar Payán, “la hija negada de la Ortodoxia”); eso sí, exigiendo que se someta a la métrica de sus Métodos y su Racionalidad Mecanicista, por lo que se ve cada vez más un número mayor de especialistas en los cursos de TN de los cuales, la mayoría, aprende las técnicas pero no el concepto; entonces se dan situaciones como las que he tenido que vivir:

  • Un Especialista que sólo hace TN en el ámbito de su Especialidad. (¡?)

  • Otro Especialista que valora sus honorarios según la TN que aplique, sea ésta parcial o total. (¡?)

Claro, si lo pienso con Racionalidad Convencional esto adquiere mucho sentido.

Obviamente lo anterior no es TN, la TN es una Racionalidad Médica que tiene sus propios planteamientos ante la vida, la salud – enfermedad, tiene diagnóstico propio producto de su racionalidad que la lleva a un Tratamiento que también le es propio.  Implicando lo anterior, alegrías y tristezas, éxitos y fracasos, subidas y bajadas, es decir la dinámica de la vida.

La TN no tolera deducciones (en el sentido de retirar) de sus partes para aplicar por separado, en esto se parece al conocimiento tradicional, se lo acepta o se lo rechaza totalmente.  Si se toma por partes o como Técnica, se la desvirtúa perdiendo toda su belleza y su propiedad inherente de visión totalizadora.

Finalmente lo que busca este Foro es impulsar la TN como lo que es, un Modelo de Racionalidad Médica y convertirse en una excusa para compartir como dice el Dr.  Koval, nuestras ignorancias y saberes. 

Así que ¡bienvenidos colegas! y desde ya contamos con sus aportes. 
 


Comentario 1:
Israel Gudiel, méd., Guatemala, julio de 2011

Una modesta respuesta al foro de Terapia Neural, acompañada de mi agradecimiento por lo que este sistema de enseñanza-aprendizaje, deja percibir que será el nvo. Foro.

Creo que la Terapia Neural es una racionalidad médica que ha dado origen a una nueva técnica para devolver la salud a los enfermos que, en una o otra forma, la han ido perdiendo a traves de sus años, actitudes, comportamientos, traumas, hábitos de vida , etc..
Como Modelo ha venido a cambiar de muchas formas el conocimiento Médico en cuanto al origen de las diferentes enfermedades y el origen de los cambios orgánicos y funcionales, tomada en la medicina universitaria a menudo, como Patología. Como Técnica busca revertir y devolver a su estado natural, cuando ello es aun posible, los daños sufridos durante la vida, sobre todo en el sistema nervioso, como rector del funcionamiento o tonicidad perdida.
Saludos a los Dres Koval y Garcia Rincón


Comentario 2:
Pablo Koval, méd., Argentina, Julio 2011

Indudablemente el Dr. Heberth García Rincón abre el juego con un tema clave, es decir, la tendencia de las medicinas "alternativas" a caer en los brazos del pensamiento reduccionista y mecanicista. Lo cual ocurre con suma facilidad porque los profesionales de la salud hemos sido formados con ese modo de pensar, y no sólo nosotros, sino también la población general que permanentemente pide un tratamiento, "algo", para su problema específico y le cuesta entender el concepto holístico de un modo profundo. Entonces, con esos dos elementos, la formación universitaria y los pedidos del "cliente", el camino más fácil es el del mecanicismo y del reduccionismo con una "técnica alternativa".

Para adquirir la visión sistémico-compleja hay que tener conciencia de ello. Es necesario leer y estudiar. Es necesario cambiar la forma de pensar la salud-enfermedad. Cuando se cambia la forma de pensar la salud-enfermedad se empieza a actuar de un modo verdaderamente alternativo. El trabajo del Dr. Julio César Payán "Lánzate al vacío, se extenderán tus alas" y el mío propio "Medicina para el Ser Singular", entre otros,  cumplen ese objetivo.

Quienes prefieren continuar con el pensamiento cartesiano, no deberían decir que hacen TN. Simplemente deberían aclarar que inyectan procaína o lidocaína en ciertos sitios, y nada más. Pues lo que hacen sigue siendo una medicina impositiva, menos tóxica que la medicina farmacéutica, pero impositiva al fin para aliviar tal o cual dolor, para que desaparezca tal o cual eczema, para que mejore la digestión, para tratar la piorrea, etc., carente del valor de una medicina facilitadora de la autoorganización biológicamente económica como lo es la TN, a través de la cual el propio organismo elige el camino de su curación.

Pero además hay otro inconveniente, y es el nombre que usamos para definir a esta Medicina, que a mi juicio es desafortunado. En castellano, la palabra terapia, significa tratamiento, terapéutica. Y, sin embargo, estamos hablando de una Medicina con presencia propia, con principios filosóficos, con conceptos profundos y revolucionarios sobre la salud-enfermedad, con un criterio holístico de comprensión de la Naturaleza y del Ser Humano, y con criterios diagnósticos y terapéuticos propios. Esa denominación también lleva a la confusión. Por respeto a los hermanos Huneke, hemos conservado este nombre y quizás haga falta aclarar siempre que la TN que propugnamos en este foro de ningún modo es una simple terapia, ni tampoco una técnica.

Saludos y gracias por su tiempo.


Comentario 3:
Juan Carlos Jiménez Illera, méd, 6/8/11

¿Es la terapia neural una técnica o una racionalidad médica?

Considero que es un buen cuestionamiento, pero que tiene doble sentido, pues al hablar de racionalidad médica se debe definir ésta y es cuando caemos en el juego del modelo medico hegemónico incorporando sus conceptos e identificándolos como propios y es allí cuando se puede perder la identidad de la terapia neural. Pero hagamos el ejercicio para ver donde nos lleva.

Por definición, un modelo consiste en un conjunto de reglas, proposiciones, incluso teorías, que ordenan un todo que resulta coherente. En tal sentido entenderíamos un sistema médico como el conjunto de representaciones, conocimientos, recursos y prácticas, social e históricamente determinados, que conciernen a la interpretación de los estados de enfermedad y las acciones dirigidas a individualizarlas y enfrentarlas.

Modelo médico alternativo: En él se integran las prácticas reconocidas generalmente como tradicionales, así como prácticas alternativas que no solo no proceden del pasado sino que son derivaciones o emergentes del modelo médico hegemónico y sintetizan o transforman inclusive a las prácticas tradicionales. Se incluyen incluso prácticas de alto nivel de complejidad y organización, desarrolladas al margen del sistema médico occidental, como la medicina china, la ayurvédica, la homeopatía y la terapia neural.

La razón para agrupar en este modelo a todos estos saberes médicos radica en que varios de ellos son claramente derivados del modelo médico hegemónico y las otras prácticas y saberes, reciben cada vez mayor influencia de dicho modelo hegemónico. El eje de la agrupación radica en que dichas prácticas son alternativas institucionales que el MMH ha pretendido estigmatizar, pero que en los hechos tiende a subordinar ideológicamente.

De acuerdo con el modelo propuesto por Luz Madel T, como sistemas médicos complejos, la terapia neural cumpliría los requisitos para ser incluido, pues tiene su epistemología, definición, morfología, fisiología basada en los estudios de nervismo ruso, su diagnóstico y su terapéutica propia, pero lo que considero nos separa del mecanicismo es el mantener una comunicación abierta y sincera con el paciente, con una visión singular, individual, pero global, holistica y en relación con su entorno, sin perder la sensación de sorprenderse siempre y a cada momento.


Comentario 4:
Heberth García Rincón, méd., Colombia, 17/8/11  

Nuevamente quiero hace énfasis en que el objetivo de este Editorial es señalar el peligro que se corre de desvirtuar el sentido de la TN cuando no se tienen conceptos claros y se piensa que por hacer un habón, inyectar una cicatriz o hacer aplicaciones en un ganglio simpático, así haya algunos efectos favorables, se está haciendo TN; aún en estos casos se puede ser impositivo, como lo plantea el Dr. Koval, si no se tienen claros los criterios para su aplicación.  El problema no es de técnicas, es de conceptos profundos como lo expresa claramente el Dr. Juan Carlos Jiménez en el último párrafo de su cometario al hacer diferencia entre TN y Modelo Ortodoxo, así que mi sugerencia es menos espectáculo “inyecté una cicatriz y el paciente se levantó de su silla de ruedas” y profundicemos y estudiemos más el concepto.


Comentario 5:
Oscar Godoy, klgo., Chile, 24/8/11

Estimado Dr. García: Ud. dice: "Nuevamente quiero hacer énfasis en que el objetivo de este Editorial es señalar el peligro que se corre de desvirtuar el sentido de la TN cuando no se tienen conceptos claros y se piensa que por hacer un habón, inyectar una cicatriz o hacer aplicaciones en un ganglio simpático, así haya algunos efectos favorables, se está haciendo TN;.......así que mi sugerencia es menos espectáculo “inyecté una cicatriz y el paciente se levantó de su silla de ruedas” y profundicemos y estudiemos más el concepto."

Creo que para vestirse de fiesta primero hay que sacarse el vestido de calle. Así, para hacer terapia neural hay que sacarse la ortodoxia, no se puede servir a dos señores. Pero esto no es tan fácil para quienes están comenzando, y ni siquiera a medio camino. No sé si se pueda lograr del todo alguna vez. Casi es como quitarles el che a los argentinos, el padrísimo a los mexicanos, el chévere a los venezolanos, el al tiro de los chilenos. Se nació con la ortodoxia. No creo que alguien haya empezado a hacer terapia neural teniendo los conceptos claros, estos se van depurando con el estudio y asentando con la experiencia, hasta darse cuenta que existen tantas terapias neurales como pacientes.

El problema es que cuando se dan las condiciones, la terapia neural ES un espectáculo. Los efectos en segundos se dan en un buen porcentaje de pacientes, aunque son casos aislados, y si bien no son mayoría, algunas veces constituyen verdaderos milagros para el que la recibe y para el que la entrega, en especial cuando, como en mi caso, se realiza en un hospital público, en que la epidemiología es levemente diferente a la de la consulta particular.

Conozco una doctora del sur de Chile, que efectivamente hizo lo que Ud. dice, infiltró zona dentaria de una paciente inválida en silla de ruedas y en unos días la dejó, también tiene el caso de una artritis reumatoide infantil, que se revirtió junto con toda su cohorte signológica-hematológica, luego de infiltrar la cicatriz de la BCG. Hace unos años discutí con un eminente médico terapeuta neural porque abominaba del vademécum en TN, (con justa razón) pero sin colocarse en los zapatos de los primerizos, que a veces, como el suscrito, no tienen a nadie a quien consultar a dos mil kilómetros a la redonda, y a quien en ese entonces, el vademécum sirvió de temprana y momentánea guía.

Cuando el experto habla desde su podio, señalando peligros de desvirtuar o dar espectáculo, lo hace desde la seguridad de su experiencia y conocimientos que los demás vamos persiguiendo, pero la voz perentoria intimida a los demás de comunicar sus logros y experiencias, quizá momentáneos, pero son pasos que se van dando en un difícil mundo en el que el idioma no es el materno. Es curioso, y otra realidad tendríamos, si esta misma preocupación la tuvieran quienes ejercen la ortodoxia, que a pesar de sus repetitivos, evidentes y reconocidos fracasos, se sigue imponiendo.

Para terminar, quisiera decir que dudo que se pueda desvirtuar el sentido de la TN por alguien con poca experiencia, creo que quienes se han integrado a ella, tienen en en su mayoría algo que no es común: vocación. El resto se queda con el mecanicismo fácil. La TN supone hacer un planteamiento lógico-abstracto para cada paciente, y requiere un análisis mucho más desgastador, y en el que el ensayo-error es una herramienta, y no por ello hace que pierda su virtud.
Saludos


PARA OPINAR, PROPONER, PREGUNTAR,
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio