Editoriales

Temas en Discusión

Libro de Notas

Mesas Redondas

Ping-Pong

 

EDITORIAL
del 18 de Marzo de 2013

PARA OPINAR, PREGUNTAR.
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio

 



Terapia Neural Día a Día
Heberth García Rincón, méd., Colombia


La presentación y análisis de los diferentes casos (patologías) ya sean originados en el Segmento, en CI o en ambos, que se hace en el Foro, dan la sensación de ser casos “perfectos” o de “libro”, donde luego de una aplicación en uno o varios Cs Is, en el Segmento o combinación de los anteriores evolucionan indefectiblemente hacia su mejoría sin mayores novedades y nunca vuelven a recaer; esta impresión se origina en la necesidad de resumir los casos y resaltar lo más relevante. Sin embargo nada más distante de la realidad en el día a día de la consulta de TN.

El abanico de posibilidades es inmenso: está el paciente que no mejora (si, así como lo está leyendo), aún más el que empeora, aquel en el cual luego de 2 o 3 repeticiones se detiene la mejoría o esta empieza a reversarse, aquel que hace años consultó por una dolencia que mejoró con una determinada aplicación y que hoy al reaparecer los síntomas y repetir la misma aplicación presenta poca o ninguna mejoría, etc. El neural terapeuta, también tiene que habérselas con el paciente que le consulta por una Gastritis que va evolucionando favorablemente pero acude antes del día citado porque: “doctor me afectó una gripa que le dio a toda la familia, qué puede hacer usted por mí?” o “doctor, me torcí un tobillo jugando futbol, ayúdeme pues me duele mucho”, o el paciente que consulta por una lumbociática y nos refiere en el último control que su dolor es mínimo y no desea tratamiento para esto si no “ayúdeme pues me quiere dar Rinitis” y entonces usted se “emociona” y sabiamente decide aplicar en Senos Paranasales, con la sorpresa que la Rinitis empeora, le dio Diarrea, además duele el hombro derecho y la Ciática permanece estable (dolor mínimo), entonces…….qué hacer?

También está el paciente que llama o viene quejándose porque: “el sitio donde me inyectó me duele fuertemente” o se queja porque sus síntomas empeoraron luego de las últimas inyecciones o: “estoy presentando fiebre”, etc. A todo esto y debe hacer frente el buen Neural Terapeuta.

Para hacerlo exitosamente necesita conocer mucho más que las técnicas, debe conocer a fondo la Filosofía, el concepto profundo de la TN y con paciencia y un poco, o quizá mucho stress, ir sorteando obstáculos hasta llegar a puerto seguro donde oirá frases como: “desapareció el dolor”, “la ulcera cicatrizó”, “las articulaciones se desinflamaron” y también, para qué negarlo “le agradezco, vi que usted hizo todo lo posible pero no mejoré” y aun así, a pesar de su no mejoría se nota la gratitud del paciente.

La idea no es desanimar principiantes, es compartir con ellos nuestras angustias e insistir en la necesidad de conocer profundamente qué entendemos por enfermedad, curar, visión holista, conocer de la relación auto implicante médico–paciente; conocimientos, que son al final la mejor y única compañía (descontando la compañía de Dios), que puede tener el médico ante ese aterrador desafío que es enfrentarse a un paciente.
Al final se trata de entender que no todo se resume a una prótesis dental metálica, unas cordales, pinchar una cicatriz, un ganglio estrellado, etc.; es tratar de comprender esa dinámica autoecoorganizativa que se da segundo a segundo en el día a día de la vida de los Sistemas Biológicos (en nuestro caso el hombre), en ese proceso cognitivo que es la evolución, como lo plantea Humberto Maturana. Ese proceso de subidas, bajadas y valles, que es la diversidad incierta de la vida y que hace que nuestra relación con ese Sistema Biológico (hombre), sea incierta y probabilística y por esto mismo, bella y desafiante.


Comentario 1:
Pablo Koval, méd. Argentina, 18/3/13

Heberth considero que tu intervención es muy adecuada. Es verdad lo que decís respecto a la tendencia a publicar resultados exitosos.

Casualmente hace pocos días un colega me envió un correo con el siguiente texto: "Dentro de la Terapia Neural, debo comentar sobre la parálisis facial, misma que aplicada en pacientes que presentan este cuadro clínico y dentro de los protocolos en emergencia, al aplicar la procaína y cafeína al 2% producto en el Ecuador comercializado con el nombre de Impletol, los resultados son beneficiosos para el paciente, yo diría que nos encontramos con un Bing Bang, y con la certeza que si estuviéramos en una bienal, sería el descubrimiento para la rehabilitación facial, aplicando en los puntos nerurálgicos respectivos, y en un período de tres horas el paciente retorna a la normalidad y día siguiente a su trabajo, sin tener ninguna secuela de la parálisis facial, es por eso y en otros casos como el de glaucoma ocular provocado por una blefaroplastia, los resultados de rehabilitación son exitosos al 100%, estos dos casos deben estar dentro de los parámetros y protocolos de emergencia, es decir en el momento que ha sucedido el percance."

Mi respuesta fue la siguiente: "Estimado colega, le aconsejo que sea más prudente con sus éxitos. Con el tiempo ya le llegarán los fracasos y Ud. podrá evaluar más adecuadamente los resultados de la TN."

Este es un aspecto del problema que no sé exactamente a qué obedece porque es evidente que los verdaderos "casos estrella" son harto escasos. Me imagino que en esas descripciones habrá mucha imaginación y deseos de que las cosas sean como quien las dice cree que tienen que ser. Pero al mismo tiempo esa imaginación hace que el lado oscuro permanezca invisible.

El otro tema y de muy difícil enseñanza y aprendizaje es "cómo dirigir el barco". Cuando el clima es favorable y el mar está calmo todo es sencillo, la embarcación llega a destino sin ningún inconveniente y todos felices. Pero cuando aparecen chubascos, tormentas, mareas fuertes, etc. la cosa no es tan sencilla y para llegar a puerto hace falta un muy buen piloto (un NEURALTERAPÉUTA), pero además ese piloto debe involucrar a los pasajeros (en esta metáfora AL PACIENTE) en la propia conducción de esa embarcación y en la responsabilidad de llegar a un buen destino. Neuralterapéuta y paciente deben aprender juntos en cada situación singular a encontrar el mejor camino. Con esta observación es que este año comenzamos a dictar un curso diferente en Buenos Aires. Desde la primera clase asistimos a pacientes que siguen concurriendo a las clases siguientes. De ese modo, la idea es poder aprender, al menos en estos casos singulares, la terapia neural, como vos Heberth, decís, día a día.


Comentario 2:
Agustin Callahuara Inchausti, méd., Argentina, 19/3/13

Me gustaron los 2 comentarios anteriores de Heberth y Pablo, en la consulta diaria se ven muchos fracasos y exitos, lo que sucede en este mundo de terapias estamos acostumbrados en estadisticas que nos enseñaron desde la facultad, la aspirina respondio en el 70 por ciento de casos, y nos olvidamos de que paso con esos 30 por ciento, es mas un medicamento alopatico si leemos las posibilidades de efectos colaterales, seguramente ningun ser humano al conocer efectos colaterales se tomaria un medicamento. estamos acostumbrados a cubrir necesidades pero no obligaciones, lo mismo sucede con la terapia neural, existen fracasos terapeuticos, quiza no sean fracasos terapeuticos, quiza sea una evaluacion insuficiente de la historia de vida, en el proceso de enfermedad suceden muchas cosas desde lo inflamatorio, mecanico, quimico, neurotransmisores, alimenticios, geneticos, medio ambiente, estres, que si bien necesitan un mecanismo para expresar una desregulacion, ese organismo necesita para su autoregulacion no solamente terapia neural, quiza un abrazo sea mas autoregulador que un pinchazo...


Comentario 3:
César Medina, méd., Ecuador, 19/3/13

Saludos  Pablito;  Dr. Medina  de  Machala Ecuador  lo saluda . Le  felicito por  su comentario de  los  éxitos en tn.,  comparto su opinion  por  su experiencia y su saber  le  hacen una  persona centrada y sincera en sus  apreciaciones  en lo que  a mi se  refiere debo admitir que  lo que  mas  recuerdo son mis  fracasos pese  a  mi  esfuerzo   y al poner  la  parte   economica  en  segundo plano y ver  a  cualquier  paciente  como el  familiar  mas  cercano hace  que engrandezca  el  alma  y  me  de  mas  experiencia  para  los  casos  mas  complicados;  la  medicina   es  un arte  saber  vivir  y saber  morir  con dignidad  es  tambien parte  de nuestra realidad  como seres  humanos . un saludo cordial.


Comentario 4:
José Espinoza, méd., Venezuela.

Excelentes comentarios tanto del Dr. García como del Dr. Koval, es una historia que en diversas oportunidades se nos presenta y "casi nos hace parir" en el sentido metafórico si estamos acostumbrados a "solo exitazos"; que tenga ustedes feliz día y reciban todos los foristas mis afectuosos saludos.


Comentario 5:
Heberth García. R., méd., Colombia

De acuerdo Pablo, esos “casos estrella” son escasos y en muchas oportunidades no hay tal, solo es el producto de ver con el deseo. Sin embargo esto no hace menos apasionante, benéfica y espectacular a la TN.
Leyendo la comunicación del colega (de quien Pablo hace referencia en su comentario No. 1) que expone algunos casos sobre Parálisis Facial, Glaucoma; estoy de acuerdo con su respuesta, pero además agregaría que nosotros no podemos caer en el canto de sirenas de la Racionalidad Ortodoxa (que por nuestra formación nos atrae como la miel a las abejas) y es aquí donde se extravía nuestro bien intencionado colega al caer en porcentajes, pensar en parámetros y protocolos de tratamiento de una Patología. Esto es ajeno a nuestra Racionalidad, las aplicaciones funcionaron bien en esos pacientes, pero como lo plantea Pablo, vendrán los fracasos, las mejorías parciales, etc., es decir la imprevisibilidad de los Sistemas Complejos.
Metaanálisis, algoritmos, dobles ciegos, etc., son válidos, excelentes, pero en la Racionalidad Convencional (Ortodoxa), si caemos en ella y establecemos para una Patología, siempre la misma aplicación y planteamos la TN en sus términos, esta pierde su esencia, su brillantez y finalmente terminarán despedazando nuestros planteamientos. La TN debe ser planteada en términos de lo Vital, de la Complejidad y la sistémica.
Para terminar, Dr. José Espinoza, al igual que usted yo también pertenezco al “club” de los que “parimos” con gran frecuencia en el día a día de la TN y sé que somos muchos los miembros de este “club”.


Comentario 6:
Joel Nuñez Alvarez, vet. México

Muy interesantes e ilustrativos sus comentarios, sus experiencias neuralterapeutas, tengo apenas 2 años asimilando esta medicna, fascinado dia a dia, por suerte no he perdido la capacidad de asombro, eso me motiva.

al inicio de aplicar la TN en mascotas, fue interesante sacudirme el bagaje de informacion academica ortodoxa mas mi experiencia acumalada de forma autodidactica, lo cual ha sido delicado, en otras brusco, opte por no decir al dueño, propietario o responsable de la mascota, nada sobre lo qeu hacia TN, ya que la gente en su mayoria no pone atencion o no entiende o llega con tal culpabilidad que solo quiere ver "bien a su mascota"

entonces me concentro en ese ser, animal, aplico la inyeccion , espero, no es comun que los responsables se comuniquen postratamiento, eso es a veces frustante, pasan dias, semanas, luego llegan y dicen a los tres dias se puso bien, por eso ya no se lo traje.

llevo mis registros , fotos, , historias de vida, tratamientos, resultados, en un 40% me atrevo a decir, no pasa nada o como uds, dicen hasta se empeoran, algunos mueren. El problema es que no me dan esa segunda oportunidad, quieren resultados magico e inmediatos, lo llevan con otro colega quien hace la medicina convencional.

me toco ser medico de otras especies, sin embargo su amor incondicional, me recuerda que al curar esa especie la otra; h.sapiens o consumens? de alguna manera se alivia de sus dolencias.

abrazo a todos.


Comentario 7:
Pablo R. Koval

Estimado Joel, quizás si explicara que lo que hace es aplicar un estímulo para que el animal vivo encuentre por sí mismo un nuevo orden que le permita curarse y seguir viviendo, y que son necesarias varias aplicaciones para lograr ese objetivo, es probable que aprendan a tener paciencia y luego, incluso, le pidan que los trate a ellos (a los humanos) también.


Comentario 8:
Anna Reig, méd., España

Estimad@s compañer@s: en mi opinión si se nos pide información de la eficacia de nuestro maravilloso método, y pese a que esto suponga ocasionalmente perder algún potencial paciente, creo que hay que dejar bien claro que es un método mínimamente invasivo, a menudo eficaz (en mayor o menor grado) y con escasos efectos secundarios (otra cuestión serían las supresiones y posibles vicariaciones subsecuentes que pueden darse si no hemos sido hábiles en nuestra actuación y de las que considero que no hay porqué hablar de primera
intención); procuro ser lo más honesta posible, y actuar con mi paciente como me gustaría que lo hicieran conmigo. De todas formas en el transcurso del tiempo que llevo tratando con terapia neural me voy convenciendo cada vez más de que en problemas muy graves y/o muy antiguos deberíamos poder pinchar muy seguido…varias veces en el día incluso para empezar, o en perfusión IV durante un tiempo X. Desgraciadamente las infraestructuras y las condiciones, al menos en el ambiente en el que yo trabajo, no me lo permiten….pero estoy convencida de que tendríamos muchos más éxitos si así pudiera hacerse. En mi caso particular, y para no gravar en exceso al paciente en estos tiempos de crisis, empiezo a citar al paciente más seguido, no cobrándole alguna visita o demandándole una pequeña aportación (para que no se sienta tan incómodo y sobre todo para darle valor al acto terapéutico). Saludos para todos.


Comentario 9:
Pablo R. Koval

Siguiendo el planteo de Heberth creo que la TN tiene algunos "secretos" que voy a tratar de resumir.

Por un lado la llegada de un paciente no debería "aterrarnos". Si nos ponemos en la misma dimensión de ellos como seres humanos que sí, sabemos o conocemos algo diferente, pero que de hecho no somos muy diferentes ni tenemos obligaciones contraídas muy diferentes, podemos ver las cosas con más amplitud y sentirnos mucho más relajados. La postura del neuralterapeuta debería ser la de una persona que entiende la biología de otro modo, que posee recursos técnicos pero sobre todo que tiene una mirada amplia sobre la Naturaleza a la cual todos pertenecemos. Eso no genera necesariamente la obligación de obtener un resultado determinado. El paciente también tiene sus obligaciones. Cuando el neuralterapéuta pone en juego su ego con cada paciente, los resultados suelen no ser adecuados. Creo que uno de los "secretos" es entrar con el paciente en un vínculo igualitario, de humano a humano, con la posibilidad de ayudarlo a recuperar un orden biológico que ha seguido un camino con síntomas molestos o incapacitantes, recorriendo juntos el proceso de su curación. El paciente debe conocer nuestras limitaciones y debe saber desde el inicio que el tratamiento para recuperar su salud se hace entre los dos. Otro de los "secretos" es que el paciente debe tomar conciencia de su pertenencia a la Naturaleza y que como tal, tras una aplicación neuralterapéutica, puede presentar una tormenta (reacción neuralterapéutica), que como las tormentas atmosféricas, suelen terminar con el despeje y la salida del sol. Otro "secreto" es que el paciente debe ser muy colaborador, debe observarse y poder percibir cambios mínimos en sus síntomas, la aparición de nuevos síntomas que suelen ser síntomas padecidos en otro momento de su vida (vicariación regresiva = proceso de curación) o realmente nuevos síntomas (viacariación progresiva = proceso de agravamiento). Un "secreto" importante es el tan mentado "sentipensar". Y no es que los neuralterapéutas hayamos sido tocados por una varita mágica que nos transforma en "sentipensadores". La capacidad de sentipensar se adquiere y justamente se logra con todos los recursos expresados anteriormente: igualdad humana, parte de la Naturaleza, reconocimiento de las propias limitaciones pero además con una muy buena base científica, médica y técnica. Que el paciente vuelva a la consulta quejándose de la persistencia de una dolencia esconde otro "secreto": por un lado algo obvio, el problema aún no está resuelto, pero también algo no tan evidente y es que vuelve porque algún beneficio ha percibido y eso es lo que debería estimularnos a seguir y a reforzar en la percepción del paciente. Como neuralterapéutas deberíamos tener claro los objetivos con cada paciente y ellos deberían conocerlo, haciendo hincapié sobre todo en las limitaciones (si el resultado supera lo esperado será muy bien recibido).  El objetivo común a todos es la "sensación de bienestar". Si logramos que el paciente nos diga que se siente bien a pesar de que algún síntoma persista, deberíamos tomarlo como un éxito y comunicarle este concepto al protagonista para que también lo disfrute, aunque no por eso dejar de intentar aliviar los síntomas. Sin embargo, en muchos casos el sentirse bien debería considerarse objetivo neuralterapéutico logrado. Hoy vino a verme un joven de 30 años que había asistido 2 años atrás con el diagnóstico de esquizofrenia. Su mirada acerada causaba miedo y para cada pinchazo le pedí permiso varias veces. Tras comprobar con pruebas de Huneke la participación activa de los terceros molares indiqué su extracción. Cambió su mirada y comenzó a socializarse en diversos aspectos aunque aún hoy sigue con algunos arranques de furia y con dificultad para vincularse con las jóvenes. Sin embargo el motivo de su consulta de la fecha fue para que le dijera si estaba bien o mal que tuviera ganas de irse a vivir sin su familia. Este deseo refleja claramente su sensación de bienestar y de recuperación de su salud. Es lo que le hice saber al paciente.


Comentario 10:
Julio Saiach, méd., Argentina

Estimado Dr Garcia Rincon:
Muy bueno el escrito suyo, y me gustaria opinar sobre estos casos de distintas aplicaciones del anestesico.
A veces el empeoramiento d los cuadros dolorosos, se debe a que la siguiente aplicacion, despues de la mejoria no fue necesaria, y en esto hay que respetar mucho lo que se llama "La ley de la Magnitud Inicial". Esta nos habla de la reaccion del estado doloroso en sentido contrario al que se encontraba. O sea que cuando se encuentra la calma, la otra aplicacion sin necesidad, agrava el cuadro. Despues de todo es un estimulo debil aplicado sobre otro mas fuerte, pero cuando existe relativa "calma" esta otra aplicacion se trasforma en un estimulo fuerte y por lo tanto irritante. Y de estos ejemplos tenemos muchos, cuando el medico no tiene en cuenta esta Ley.
Ademas es necesario insistir en las aplicaciones sin presion o metodos bruscos, y se debe tener en cuenta que es un A.L lo que se aplica y puede no doler en la aplicacion, pero si una vez pasado su efecto anestesico.
Pero lo que si puede asegurarse, que cuando la aplicacion es dolorosa, la reaccion es impredecible y dar fiebre.


Comentario 11:
Israel Gudiel, méd., Guatemala

Estimados, Ya han Pasado varios días y comentarios valiosos de Colegas Sumergidos En La Terapia Neural y desde el inicio del editorial " Terapia neural Día a Día "nos pareció un tema Muy bien planteado Por El Dr. García Rincón, y las subsecuentes y calificadas de Opiniones de los Conocidos Médicos y maestros Que Han opinado ... oportunas.
Como todos Ustedes, he tenido Logros positivos con nuestra terapia, Como también aparentes fracasos por Motivos Conocidos: miedo a las agujas en Pacientes Que solo Una Vez asisten al Tratamiento y no dan la Oportunidad de analizarlos "sin entablar dialogo con sus dolencias y Reacciones , "Falta de acuciosidad o Curiosidad de Parte de Nosotros ,una exhaustiva Historia de Vida, Falta de advertencia de Posibles Vicariaciones, tomadas como agravaciones Por El Paciente, etc, Pero Sobre Todo Pienso, Que No HEMOS Sido capaces de estimular la confianza y Fe de Nuestros Enfermos en Una Posible reactivación de Sus Mecanismos de defensa, perdidos Por Tanto Vivir y del tanto padecer, no solo físicamente, sino emocionalmente .

Todo lo expresado Por los Colegas En Este Tema, Propuesto Por El Dr. García Rincón es valioso y No Tengo Mucho Que Aportar Mas Que La Inquietud que por tantos años me ha aguijoneado: ¿ como Médico, en Realidad Tengo esa Entrega, ese amor, esa Verdadera Compasión (compartir sus padecimientos), ese Deseo intenso de Ayudar a mis hermanos a Tener Una Vida Mejor, Lejos de Sus problemas?, Estoy Preparado Día a Día para transmitir a mis hermanos Enfermos la Energía Que Todos poseemos, y es patrimonio de todos los Seres, para Poder Vivir en Armonía, tanto exteriormente Como y Sobre Todo En Este Caso, en Armonia De Nuestros Propios Órganos , incluso del Nivel celular?.
Como escribió el estimable Colega Veterinario Joel Alvarez, al referirse a Su TN Animales : "..."'entonces' me concentro en ese paciente , animal, aplico la inyeccción ... "Ese Es El Momento Previo, antes de pinchar a Nuestros Pacientes , de concentrarnos en lo qué hacemos, Buscar la Intuición que gravita en Todos los Seres Humanos y Tener tanta fé, Como deben Tener Nuestros Pacientes.
Que algunos no curan, ni Siquiera mejoran, es Cierto! y mas QUE DA?, aplicamos Acaso un "Curalo todo? "Si ASI Fuera estaríamos En Un altar y no en sencillo Consultorio Médico. Que Nuestras jeringas y agujas sean Una extensión de Nuestros Dedos, con la mas grande intención de sanar y posiblemente nos Vaya Un poquito mejor ...


Comentario 12:
Felipe Recalde, méd. , Argentina

Estimados Colegas: Excelente las opiniones de los Maestros Garcia Rincòn, Koval y Saiach. Si uno cuenta solamente los "exitos" está omitiendo una parte de la estadistica que no fue favorable el tratamiento. Tratamos personas en que la respuesta es individual. Siempre recuerdo una frase del Dr. Antonio R. Terraes "La estadistica dice que para este o tal caso la posibilidad del fracaso es 1/1000, pero para ese paciente que fracasó el tratamiento es el 100%, Tambien a ese paciente hay que tenernlo en cuenta".

P.D. Siempre leo todos los artículos que se publica en esta pagina, esta vez quise publicar mi opinion.


Comentario 13:
Heberth García Rincón

Qué refrescantes sus palabras Dr. Gudiel, por supuesto que no somos “curalotodo”, al fin y al cabo así a veces se nos olvide, somos humanos. Algunas veces a nuestros pacientes ni les interesa que los pinchemos, solo buscan que simplemente los escuchemos (Dosch en su libro de texto hace énfasis sobre el tema).

Recuerdo un paciente que venía a mi consulta por un dolor de rodilla; durante sus consultas siempre sosteníamos una amena charla, hasta que un día, en una de ellas, cuando me disponía a pincharlo en su rodilla me dijo “hoy no doctor, con lo que hablamos me basta”. Algunas semanas más tarde lo encontré en un Centro Comercial, muy sonriente jugando con su nieto, pero aun cojeando, sin embargo me saluda y me dice: “ya ve cómo voy mejor”. ¡Cuánto me enseño este hombre!, al final no todo son pinchazos.
 


Comentario 14: 
Esperanza Cerón Villaquirán

Queridos amigas y amigos del Foro:

Comparto la preocupación por el tema de volvernos los campeones del exito en TN. Comparto una experiencia que aun me duele: Paciente de 57 años, activa, con una historia de verrugas desde los 17 años de edad en ambas piernas; su motivo de consulta no era ese porque se había resignado luego de años de visitar a todas clase de médicos. Consultó por mareos y un cuadro de rinitis..... le empecé el tratamiento en cicatrices de una cirugía de vesicula, con solo desinterferir la cicatriz empezó a respirar mejor, por lo que me animé y puse un segmento en SPN. En la empresa donde labora le hacen exámenes de todo y acababa de pasarlos (un mes antes), incluida una escanografía de cabeza (normal), realizada por petición de ella por aquello de los mareos. No había aparte de lo mencionado otros antecedentes distintos de un golpe a los 7 años en cabeza al parecer sin complicaciones.
La paciente regresa a los 15 días a consulta muy aliviada de la sinusitis, pero aun con mareos ocasionales. Puse puntos dolorosos en cabeza y la cité al mes. A su regreso, han desaparecido las verrugas de la pierna derecha (lo que me puso muy contenta), pero los mareos se han intensificado y aunque no la incapacitan, le preocupan, sobre todo porque dice sentirse contenta, de mejor animo (que suele ser un elemento clave para nosotros)..... luego de cavilar un rato, le ordeno hacerse un TAC en el que resulta una masa de 5x4 cms en región temporal derecha.......... le hicieron cirugía y sigue en una lenta recuperación...volvió hace unos días al consultorio...... Aun siento mucho dolor por este caso; varias noches no pude dormir. Pienso si las verrugas no estuvieron siempre manifestandose para que no hiciera un daño cerebral..... es probable....no todo lo que nos parece "mal" lo es realmente..... sentirse feliz porque el organismo hace lo que a nosostros nos parece "orden" es algo de lo que debemos cuidarnos...Pienso si la intuición no me hubiera hecho pedirle el TAC..... doy gracias al universo, desde mi racionalidad un TAC previo de un mes atrás, era suficiente....... como dice Borges "pero en los intersticios está dios que acecha" .
 


Comentario 15:
Pablo Koval

En referencia al caso presentado por la Dra Esperanza Cerón, quisiera preguntarle a ella:

1) si piensa que una masa de 4 x 5 cm se forma en tan poco tiempo.

2) si la "escanografía de cabeza" fue realmente hecha por el servicio de medicina laboral.

3) si el procedimiento que precedió a la desaparición de verrugas de una de las piernas pudo haber facilitado la generación de esa masa cuando, en realidad, no aplicó sobre las lesiones dérmicas propiamente dichas.

En mi opinión, el tumor se fue formando en el transcurso de meses o años y la desaparición de las verrugas no fue su causa, sino una manifestación más del proceso total que permitió finalmente llegar al diagnóstico inmediato. Lo que quedaría por indagar es porqué esta persona HIZO su tumor cerebral, buscar posibles factores contribuyentes sin olvidarse de una cuidadosa evaluación de la boca (dentadura).


Comentario 16:
José Espinoza, Méd., Venezuela.

Dr. Pablo estas sabias aseveraciones: "El paciente también tiene sus obligaciones. Cuando el neuralterapeuta pone en juego su ego con cada paciente, los resultados suelen no ser adecuados. Creo que uno de los "secretos" es entrar con el paciente en un vínculo igualitario, de humano a humano, con la posibilidad de ayudarlo a recuperar un orden biológico que ha seguido un camino con síntomas molestos o incapacitantes, recorriendo juntos el proceso de su curación. El paciente debe conocer nuestras limitaciones y debe saber desde el inicio que el tratamiento para recuperar su salud se hace entre los dos" me permite recordar unas palabras escuchadas del Dr. Jorge Iván Carvajal Posada, quien dice que la medicina debe ser HUMANIZADA debemos mirar a los ojos del paciente y decirle mentalmente ven aquí hay un amigo que quiere ayudarte, al final no sabemos quien ayuda a quien. Saludos y gracias por permitirme participar en este foro tan educativo,
 



PARA OPINAR, PREGUNTAR.
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio