Editoriales

Temas en Discusión

Libro de Notas

Mesas Redondas

Ping-Pong

 

MESA REDONDA

Nº4

PARA OPINAR, PROPONER, PREGUNTAR,
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio




 

 

 

¿Cuántos campos interferentes intervienen

en un proceso patológico?


Presentación: Pablo R. Koval,  7/10/12

En una nueva lectura de “El Fenómeno en Segundos en la Terapia Neural” de F. Huneke, atrajo mi atención esta frase del autor:

“Nunca aparecen dos campos interferentes como causa productora de una sola enfermedad. Sin embargo puede ser que un campo interferente conduzca a cambios clínicos altamente complejos; de hecho pueden existir simultáneamente varios campos interferentes en el organismo, pero cada vez responde uno solo por su (un) cuadro patológico específico.”

Personalmente considero que es común que más de un campo interferente esté relacionado con los signos y síntomas de un proceso patológico. De hecho, para llegar a la resolución y curación de una enfermedad persistente es necesario lograr una vicariación regresiva pasando, a través de saltos de campo, por etapas anteriores del proceso de hacer una enfermedad muchas veces representadas por “nuevos” campos interferentes. La naturaleza altamente compleja del ser vivo torna mucho más probable que existan varios campos interferentes interrelacionados que uno solo. Si a eso sumamos los factores desencadenantes, así como las condiciones que permitieron la generación de los campos interferentes las causas son múltiples o infinitas.

Es interesante evaluar la opinión del físico cuántico David Bohm autor de la teoría holográfica, respecto de la totalidad. Para ello transcribiré la traducción resumida y adaptada de una parte del libro de M. Talbot, “The Holographic Universe”.

...Tanto su sensación de la importancia de la interconectividad  como su creciente insatisfacción con varias de los conceptos prevalentes en la física cuántica condujeron a David Bohm a disentir cada vez más con la interpretación de Niels Bohr sobre la teoría cuántica. (N. Bohr consideró que los sistemas subatómicos son indivisibles, sin embargo, ignoró las profundas implicancias de este hecho (la interconectividad) en la naturaleza de la realidad.)

D. Bohm para profundizar su conocimiento escribió un libro (Quantum Theory, publicado en 1951) que cuando lo terminó le permitió tomar más conciencia de lo inconfortable que se sentía con lo que la física cuántica decía. Entonces envió copias del libro a N. Bohr (de quien no obtuvo respuesta) y a Albert Einstein con quien pudo iniciar una serie de conversaciones filosóficas durante 6 meses. Ambos estaban admirados de la capacidad de esa teoría para predecir fenómenos, pero lo que les molestaba era el hecho de que no proveyera un camino real para concebir la estructura básica del mundo.

N. Bohr y sus seguidores afirmaban que la teoría cuántica era completa y que no era posible arribar a ninguna comprensión más clara de lo que sucedía en el reino cuántico. Esto era lo mismo que decir que no había una realidad más profunda más allá del panorama subatómico, ninguna respuesta adicional que encontrar, y esto también hacía rechinar la sensibilidad filosófica de D. Bohm y de A. Einstein.

D. Bohm estaba buscando una mejor forma de describir la realidad. Continuó sus investigaciones y desarrolló el concepto de un nivel subcuántico que denominó potencial cuántico y teorizó que, así como la gravedad, se difunde por todo el espacio. Sin embargo, a diferencia de los campos gravitacionales, de los campos magnéticos, etc., su influencia no disminuye con la distancia. Sus efectos son muy sutiles pero tienen el mismo poder en todo sitio. D. Bohm publicó su interpretación alternativa de la teoría cuántica en 1952. La respuesta de los físicos cuánticos ortodoxos fue totalmente negativa. Los conceptos de N. Bohr estaban tan atrincherados que estas nuevas ideas fueron vistas casi como una herejía.

No obstante los ataques, D. Bohm conservó su convicción de que había más que la realidad que la visión de N. Bohr permitía y sintió que la ciencia era muy limitada en la evaluación de nuevas ideas. En 1957 escribió el libro Causality and Chance in Modern Physics en el que examinó varias de las suposiciones filosóficas responsables de esa actitud de la ciencia. Una era la ampliamente sostenida presunción de que era posible para una teoría única, como la teoría cuántica, ser completa. D. Bohm criticó esta presunción señalando que la naturaleza puede ser infinita. Como es imposible para ninguna teoría explicar completamente algo que es infinito, Bohm sugirió que la investigación científica podía ser mucho más útil si los investigadores se abstenían de hacer esa presunción.

En su libro argumentó que la forma en que la ciencia veía la causalidad era también muy limitada. La ciencia enseña que la mayoría de los efectos tienen sólo una o varias causas. Sin embargo D. Bohm consideraba que un efecto podía tener un número infinito de causas. Por ejemplo, si se pregunta qué causó la muerte de Abraham Lincoln, la respuesta puede ser que fue la bala en el arma de John Booth. Sin embargo una lista de todas las causas que contribuyeron a la muerte de Lincoln deberían incluir todos los hechos que condujeron al desarrollo de las armas, todos los factores que determinaron que Booth quisiera matar a Lincoln, todos los pasos en la evolución de la raza humana que permitieron el desarrollo de una mano capaz de sostener un arma, etc., etc. D. Bohm concedía que la mayor parte de las veces se podía ignorar la vasta cascada de causas que conducen a un determinado efecto, pero consideraba que para los científicos era importante recordar que ninguna relación única causa-efecto estaba realmente separada en algún momento del universo como totalidad...

El libro continúa y es muy interesante.

En conclusión, el objeto de esta presentación es doble, por un lado tener presente la idea de Bohm respecto de la relación causa-efecto al evaluar los procesos patológicos en su relación con campos interferentes y por otro, estar abiertos a nuevas ideas aunque difieran con las de los maestros.


Intervención 1: Luis Cardenas Carrion, Ecuador, 11/10/12

Estimados colegas:  un saludo respetuoso y con mucho afecto.

Respecto a este tema, considero que es necesario recordar algunos de los principios que hacen de la terapia neural un universo diferente para entender los problemas de salud, pensar por lo tanto de manera diferente a lo que se ha impuesto en en concepto "cientifico la linearidad causa - efecto"  y proponer soluciones segun el inagotable mundo de las posibilidades que cada fraccion de segundo estan presentes en nosotros los seres humanos. 

Uno de estos preceptos es el hecho de que cada individuo responde de manera diferente a las condicones del medio ambiente (ecosistema universal) y a su autoecosistema personal intrinseco. 

Otro precepto es lo que sostiene que la aplicacion de un neuralterapeutico  realiza desde el primer instante un cambio en el ser humano, tambien de manera individual. 

Ademas los conceptos de memoria celular que en una gran mayor (casi todas) llevan en ese instante al organismo a reaccionar por la aplicacion del neuralterapeutico, convirtendolo en uno diferente. 

Para que las condiciones de enfermedad se presenten debe necesariamente haber un terreno previamente abonado, recordamos los golpes de Speransky primero y segundo. 

Es aqui donde yo me pregunto:  el  primer golpe predispone al organismo a un estado de debilidad, el segundo golpe puede ser cualquiera,  o pueden existir la suma de otros menores? 

El deterioro del neurovegetativo tambien debemos entenderlo como acumulativo y por lo tanto considero que pueden haber mas de dos campos de interferencia: dos aceptados universalmente en la terapia neural segun Speransky y los otros que contribuyen de manera menos explicita y que considero que con seguridad estan afectando a la sustancia basica de Pischinger. 

Por ultimo recordemos que en nada hay escrito en la medicina formal pero mucho menos en la terapia neural. 


Intervención 2: Pablo R. Koval, 11/10/12

Estimado Luis, el "segundo" golpe es una metáfora. En realidad pueden ocurrir infinitas situaciones entre el primer golpe y lo que en un momento y espacio dados actúa como segundo golpe. El "primer" golpe es el predisponente y el "segundo" el desencadenante, pero entre estos dos puede haber muchos otros que van sutilmente modificando al SN.


Intervención 3: Justo Cabrera, Colombia, 12/10/12

El Sistema nervioso, y en especial el autonómico,  crea la plasticidad adaptativa del organismo al integrar estímulos e información internos y externos de modo armónico o aberrante dando como resultados organismos o individuos sanos o enfermos. Puede que esto sea cierto o no, es muy difícil afirmar y desmentir teorías del por qué unos enfermamos y otros no, dado que las excepciones, que son muchas, convierten estas teorías en hipotéticas o probables.   Empezamos a desvariar buscándole causalidades, racionalidades, justificaciones simples o complejas al hecho de enfermar o a la evolución de nuestros enfermos. Buscamos campos interferentes, •segundo golpe”, causas tróficas, inmunológicas, nerviosas,  alimenticias, psicosomáticas, infecciosas, metabólicas, funcionales, estructurales y al final, todo se convierte en realidades académicas, porque hay un hecho, el enfermo; un proceder terapéutico y unos resultados que nos impulsan a comprenderlo y explicarlo según nuestra formación intelectual y creencias.
La palabra CAMPO es interesante en este  ejercicio epistemológico porque abarca de modo general al organismo como un todo al explicar las manifestaciones clínicas del mórbido. Presupongo que esa fue la intención  semántica o analógica de F. Huneke, CAMPO INTERFERENTE, un área o espacio del cuerpo capaz de entorpecer el funcionamiento normal del mismo. Esto conlleva a un sinnúmero de esclarecimientos posibles ante la evidencia del proceder neuralterapéutico y  sus resultados.

Ahora bien si estos se superponen o se manifiestan clínicamente uno por uno o no, o saltan o hacen una vicariación regresiva depende del aquejado en particular. Son muy interesantes las “especulaciones científicas”, desde la teoría cuántica con sus variantes, hasta aquellas “alternativas” como los campos morfogénicos y sus “paquetes de información”, sin olvidar las que lindan con lo “esoterico” para argumentarse. Pero siguiendo la máxima de que los Maestros nos enseñan a caminar pero no nos muestran el camino, debemos hacerlo solos en este universo de dudas y verdades, porque “caminante no hay caminos, se hace camino al andar.” Saludos a todos.
 


Intervención 4: Heberth García Rincón, Colombia, 16/10/12

Llama la atención la enfática afirmación de Huneke, sustentada también por Dosch, sobre un CI como causante de un proceso patológico específico (anque Dosch en sus ultimos años flexibilizó algo esta posición). Es difícil pensar que mentes tan observadoras se hubiesen equivocado en algo tan evidente, realmente se torna complejo hallar una explicación a esta posición. Sinembargo mi experiencia, como la de todos los neuralterapeutas con los que he podido comentar, es contraria a lo expresado por Huneke, en su gran mayoría a un cuadro se asocian varios CI; lo que Huneke da como una regla, en mi experiencia son casos aislados que eventualmente se pueden dar.

Realmente los términos de CI y Segmento son denominaciones cuya función es describir un punto anatómico en el cuerpo y hasta ahí su utilidad y la expectativa de una relación lineal. Lo que se puede observar son irritaciones en diferentes puntos del Sistema Nervioso con distintos comportamientos (unos pueden inhibir a otros, se pueden superponer, potenciar la acción de otro, tener efectos sumatorios, etc.) según las necesidades autoecoorganizativas del sistema; en la medida en que el Organismo interactúa con el medio van cambiando su actuar. Igual ocurre ante un estímulo neuralterapéutico lo cual conlleva a que la respuesta no sea predecible y debamos evaluarla después de cada tratamiento; es fundamental tener esto claro para una buena interpretación clínica.


Intervención 5: Pablo R. Koval, 17/10/12

En realidad me parece lógico que casi un siglo después de la observación de los Huneke, cuya magnitud es tan importante que ha modificado el concepto médico en forma profunda aunque todavía predomine la ideología clásica, que algunos conceptos se vayan modificando.

Ferdinand y Walter Huneke tuvieron la enorme capacidad de ver mucho más allá de la respuesta de la cefalea de su hermana. Y durante mucho tiempo (unos 18 años) siguieron trabajando sólo con segmento + inyección intravenosa (este último procedimiento deja totalmente a un lado el concepto de segmento aunque se hiciera en un brazo o en otro: el efecto intravenoso es sistémico). Recién después incorporaron las inyecciones en áreas interferentes distantes. Probablemente sea esta la razón por la cual mantuvieron la idea de primero el segmento y luego (si no hay respuesta) buscar el CI distante. Tuvieron, en la marcha de sus observaciones clínicas, que ir modificando conceptos. Esto es totalmente natural y merece nuestro reconocimiento. Por considerar que la procaína podría tener algún grado de toxicidad, agregaron la cafeína (medicamento estimulante que contrarrestaría el efecto depresor del anestésico local). Hoy día salvo algunos colegas, la mayoría no usamos cafeína, y muchos otros usamos lidocaína en lugar de procaína.

Por eso, el seguir introduciendo cambios, por supuesto conservando los fundamentos de la terapia neural, no debería ser visto como una herejía.


Intervención 6: Heberth García Rincón, Colombia, 9/12/12

Quisiera enfatizar de nuevo, que en un paciente un cuadro puede ser originado por varios CI y en la medida en que hacemos aplicaciones en ellos vemos como aumenta la mejoría hasta lograr su restablecimiento; también puede deberse a un solo CI y a medida que repetimos la aplicación van retrocediendo los síntomas hasta desaparecer, sin embargo no siempre es así de sencillo, muchas veces mejoran hasta cierto punto y hay que actuar en el Segmento para lograr la recuperación completa.  Puede ocurrir que al regresar los síntomas solamente necesitemos colocar un solo CI de los tratados, para que se de la mejoría completa o que a pesar de repetir en los CI tratados inicialmente no mejore pero al tratar el Segmento si lo haga.  Es mas, también encontramos pacientes “polisintomáticos” como por ejemplo: paciente que se queja de Lumbago, Gastritis y Migraña y observamos que tras la aplicación en Polos Amigdalares (antecedentes de Amigdalitis) el Lumbago y la Migraña desaparecen pero la Gastritis solo lo hace luego del tratamiento segmental en Abdomen con pápulas o incluso un Troncal Simpático Abdominal.  Puede darse el caso de otro paciente con el mismo cuadro que solo mejore con tratamientos segmentales: Cuero Cabelludo, Pápulas en Abdomen, Puntos dolorosos Lumbares y así infinidad de posibilidades de combinaciones de aplicaciones para el tratamiento de cada paciente

¿A qué se debe esto?  Para plantear una respuesta debemos recordar que los sistemas vivos son termodinámica e informacionalmente abiertos pero organizacionalmente cerrados y que su organización se va cambiando según los eventos previos (en el caso del hombre experiencias, enfermedades, medio ambiente, alimentación, etc.) los cuales desencadenan cambios estructurales en su organización, que son respuestas adaptativas, lo cual en el caso que nos ocupa podrían causar irritaciones en uno o varios CI, en uno o varios Segmentos, o en ambos; esto según las necesidades autoecoorganizativas que tenga el organismo en ese momento dado y será este según su propia interpretación del evento quien registre o no una irritación y el Segmento anatómico del Sistema Nervioso donde se ubique.  Si entendemos lo anterior, comprenderemos por qué no existen reglas como: a un CI corresponde una enfermedad; ante el mismo síntoma repetir la misma aplicación, etc.  Lo que existe es irritaciones en diferentes puntos anatómicos del Sistema Nervioso y que en el lenguaje de la TN se clasifican como Irritación en un CI o Irritación en el Segmento, lo cual nos ayuda a ubicar anatómicamente la irritación y a interpretar adecuadamente las respuestas a nuestros estímulos, sin embargo, cuando avanzamos en experiencia, el hecho de que sea un CI o un Segmento pierde importancia y adquiere toda su relevancia la adecuada interpretación de la respuesta ante una aplicación (mejoría, empeoramiento, continúa igual, salto de CI, etc.) que determinará nuestro paso a seguir: si hago o no aplicación y dónde? Y es en la medida que interpreto estas respuestas de manera correcta cuando aparece lo que Payan llama “enritmarse con el paciente”.

Así que amigos, pienso que esto más que tema de normas es de interpretación clínica y sentí – pensar.

 


Intervención 7: Agusto Pazán León, Ecuador, 10/12/12

 

ESTIMADOS COLEGAS. Es un placer poderlos saludar y desearles lo mejor del mundo sobre todo mucha Procaina para hacer terapias. La explicacion que dan sobre campo interferente es lo mas clara, convincente y científica, pero nos estamos olvidando del director de la orquesta que a través del Neurovegetativo actúa y es la MENTE y si somos mas finos o profundos, LA CONCIENCIA, y por supuesto que desde mi punto de vista personal, la que define todo es esta ultima ya que ella decide lo que te conviene, es la que define el panorama, pero si me quedo solo y anclado a la MENTE como muchos la llaman la loca de la casa, las cosas no salen de lo mejor, la mente es la interconectora entre la materia y el espíritu.
Perfecto, la física cuántica llega hasta el plasma y los fotones, pero a ellos los maneja tu conciencia, eres tu como terapeuta y el paciente como ser tratado, los que le poner color y sabor, allí puede cambiar hasta la materia y los genes y desde que la EPIGENETICA dijo que los genes se activan desde el medio, todo ya es mas fácil.

Estimados colegas, los invito a leer este articulo que lo hice con mucho afecto para Ustedes con un titulo muy sugestivo, LA META MEDICINA, el mismo que puede continuar, hoy les comparto un abre bocas.
Muchas gracias por darme un espacio en este importantisimo foro y mis respetos y admiracion para sus directivos.
Un feliz año para todos
Su amigo, colega y servidos, desde la mitad del mundo

LA NUEVA METAMEDICINA
Dr Augusto Pazán León

Nada es nuevo bajo la faz de la tierra dice un refrán, todo está hecho y dicho, solo que no lo hemos descubierto, porque tenemos un enfoque unilateral de la vida, de la materia, de la energía, recordemos que el ser humano está hecho de materia que sería el cuerpo, energía que es el motor que nos mueve y que lo dirige la mente y la información que es la conciencia, los tres son indivisibles y cada uno tiene su propio hilo conductor.
En la vida del ser humano nada está aislado, todo está interconectado, al cuerpo se lo puede comparar con el monitor o pantalla del computador, en donde allí se expresa todo lo que está grabado en la mente o en el alma, por ello toda enfermedad tiene un componente emocional o dicho en otras palabras PSICO-SOMÁTICO, mente-cuerpo. HIPÓCRATES tenía mucha razón al decir que no existen enfermedades, solo enfermos y que todo lo que se te pasa por la mente, se te cruza por la vida, pero como hemos perdido éste hilo conductor, nos pasa mil cosas en el cuerpo y no sabemos el porqué, pero si le preguntamos al alma o al corazón, él si lo sabe, los abuelos solían decir, no hay corazón traídor a su dueño, pero el común de la gente no le consulta a él, le consulta a la mente y ella le hace caer en mil errores, tus negocios confíale a ella, pero tus problemas y tu salud al corazón.
La METAMEDICINA se ha convertido en una ciencia humana que te enseña a encontrar el camino de la salud a través de las emociones y su mentalizadora Claudia Rainville, nos describe algo mas allá de la pura medicina, que es el mundo emocional, porque cada enfermedad tiene su equivalente con importante mensaje para quien lo padece, como por Ej. Los ronquidos son a veces un llamado inconsciente por falta de afecto y que se lo puede acallar con una caricia o cuando te vuelves sordo, la pregunta es a quien no deseas escuchar y si es la vista, a quien no deseas ver.
Entonces, METAMEDICINA es un conjunto de medios utilizados para prevenir, curar y aliviar las diferentes enfermedades tanto del cuerpo como de la mente y el alma. El asunto no es solo eliminar un dolor, porque si es de ser así, un analgésico te lo quita, pero cuando no, es un dolor del alma, que tiene otro hilo conductor y otros métodos para solucionarlo. Siempre toca buscar las causas que desde éste enfoque, son la mayoría emocionales. No importa en la vida lo que te pasó, lo que importa es que hiciste con lo que te pasó, si lo viviste como víctima, quedará anclado para siempre en tu vida como un conflicto, que dependiendo del tipo y la intensidad, te puede producir diversas dolencias de diversa gravedad. Riky Hamer, eminente médico alemán nos deja un mensaje grandioso al hablar de enfermedades degenerativas y dice “El cáncer se produce cundo tienes conflictos no resueltos y vividos en silencio o soledad” esto nos hace reflexionar grandemente ya que en la experiencia clínica vemos que muchos pacientes de cáncer lo que vivieron es un conflicto traumatizante que hoy los ha llevado a realizar esta enfermedad.
Si te quedas atrapado en una emoción y no la procesas de una manera natural y responsable, quedarás encarcelado para siempre y con serias repercusiones posteriores, ya que realizarás otras enfermedades, al trauma nosotros lo llamamos primer golpe de Speransky, es la semilla, es la causa original y a la última enfermedad la llamamos segundo golpe de Speransky, por consiguiente hay que tratar de una al primer golpe, que dicho de otra manera bajo la ley de Hering curaremos de arriba hacia abajo y de adentro hacia fuera, el disco duro es la mente, por allí empezaremos junto a las emociones mal vividas o mal elaboradas.
Este nuevo enfoque nos enseña que el dolor, el malestar o cualquier afección por simple que sea incluido un accidente o caída, se los considera como señales que anuncian un desequilibrio en alguna parte del organismo y que viene la información desde otra parte, puede ser de lo mental o emocional, por ello siempre decimos que “la enfermedad jamás está donde se la está viendo”
Si hacemos desaparecer ésta alarma, aviso o señal de una manera violenta o antinatural o calmante, sin buscar el origen o la causa, es como desconectar las bocinas de alarma para no ver que el ladrón esta dentro de casa, no escucharla es caer directo a las manos del raptor o del conflicto. Esto es lo que pasa cuando tomamos un medicamento o hacemos terapias sin un diagnostico adecuado, sin ni siquiera haber comprendido el porqué de los síntomas, que le aliviaran en ese momento, pero volverán una y otra vez hasta cronificarse. Esto no significa que no tomemos un medicamento ante un dolor de cabeza por ejemplo, bueno tómelo pero enseguida comencemos a buscar el porqué del dolor.
Hacer desparecer un síntoma o dolor no es sinónimo de curación, porque la causa que origina el problema, puede volver mas tarde de una manera amplificada o incluso bajo otra presentación, esto quiere decir una nueva enfermedad en otro sector del cuerpo porque esta protestando el organismo en la misma conexión o circuito y lejano, Ejemplo, curamos un colon alopáticamente y luego aparece asma, porque el intestino grueso le proporciona la energía al pulmón, y luego hace una dermatitis porque la piel es manejada desde los dos órganos etc etc.

Cada ser humano está lleno de estas historias que te curaron de una cosa y que luego te aparecieron otras. Incluso mas graves, porque quedaste con dos problemas, la toxicidad de la primera ”curación” y ahora una nueva enfermedad. Toda molestia de fuerte intensidad o aquellos que perduran por mucho tiempo, son los que suelen originar enfermedades graves como cáncer, un Parkinson una artritis deformante y si la tratamos solo sintomáticamente, volverá una y otra vez o se volverá crónica y quedará establecida para siempre con grandes repercusiones tanto físicas, laborales, altos costos en tratamientos y finalmente invalidez o muerte prematura, poniendo un ejemplo tan simple, es no haber sacado la planta de raíz para que no retoñe.
La METAMEDICINA puede ser usada NO solo por médicos, sino por enfermeras, terapeutas, sanadores, amas de casa y todo mundo en general, para que enterados de este nuevo pensamiento e hilo conductor podamos GUIAR a las personas a una consulta mas especializada y bien dirigida, hacia un proceso que restablezca la salud, insistimos con GUIAR porque solo uno mismo puede sanarse y esa será una autentica auto sanación, porque no se puede curar a nadie contra su propia voluntad.

Continuará…
 


Intervención 8: José Espinoza, Venezuela 11/12/12

 

Con gran beneplácito he leído las opiniones vertidas en la Mesa Redonda 4 donde se hace el último aporte con fecha del día 09-12-2012. Me veo en la necesidad de hacerle una corrección con todo respeto al Dr. Augusto Pazán León quien en su artículo sobre la META MEDICINA, muy interesante por demás y con lo cual estoy de acuerdo, nos recuerda al Dr. Rick Gerd Hamer y sus Leyes Férreas del Cáncer o La Nueva Medicina de Hamer. El nos menciona al Dr. Riky Hamer eminente médico alemán. Me parece que se está refiriendo es al Dr. Rick Gerd Hamer.
Bien es todo lo quiero aportar, saludos y feliz noche.

 


 

Intervención 9: Dra. Melba Hechavarría Ramón Manzanillo, Cuba, 13/12/12

 

Hola a todos. hace mucho que no les escribo, el tiempo no me alcanza, los quiero muchísimo, para mi son una cantera de conocimiento continuo. El tema de la mesa redonda 4 esta interesante, y me ha gustado mucho todo lo que he leído, estoy totalmente de acuerdo casualmente hoy tuve la oportunidad de atender a un paciente que hace algún tiempo por accidente perdió su miembro superior izquierdo, lleva una vida activa, es un hombre de Fe, y tratándole la cicatriz de esta lesión se curó de dolor en su hombro derecho, después de continuos tratamientos sin resultados. ya hace de este proceso 7 años. hoy acudió a la consulta por una sacrolumbalgia, no me pareció conveniente tocar la cicatriz de su brazo izquierdo. me parece interesante como sin darnos cuenta nos focalizamos en muchas ocasiones por no decir en todas solo en lo que vemos, pero se han preguntado ¿Cuántos campos de interferencia tenemos por dentro? estos casi nunca se tratan porque no se ven (los tratamos por los síntomas o signos clínicos), por eso debemos ser cada vez mas curiosos con los pacientes para poder descubrirlos, a mi me gusta conversar mucho con el paciente y descubro por causa de pequeños detalles grandes cosas. es fascinante cuando esto sucede, pues como mismo la piel envuelve nuestro cuerpo, el epitelio que cubre los órganos huecos, sufre de lesiones, heridas, ulceras, compresiones, etc. no se si comparten el mismo criterio, lo que quiero decir es que en relación a este tema hay mucha tela por donde cortar, y debemos mirar más allá del límite de nuestros ojos para dar bienestar a los pacientes. Felicidades a todos.
 


PARA OPINAR, PROPONER, PREGUNTAR,
RESPONDER o SUSCRIBIRSE
enviar correo a
forodetn@gmail.com

Volver a Inicio